Público
Público
Únete a nosotros

Banca El frustrado fichaje como número 2 del Santander tampoco podrá volver a su anterior banco

El consejero delegado de UBS avisa que la vuelta de Andrea Orcel a la entidad, donde era considerado como un posible candidato a sucederle, no es una "opción realista"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El directivo bancario Andrea Orcel, frustrado fichaje del Banco Santander como consejero delegado, en una comparecencia en el Parlamento británico, en Londres, en enero de 2013. REUTERS/Olivia Harris

La vuelta de Andrea Orcel al banco suizo UBS, después de que Banco Santander se echara para atrás en su contratación, no es una "opción realista", según ha defendido el consejero delegado de la entidad, Sergio Ermotti, este jueves.

"No es una opción realista para todos las partes interesadas que están involucradas" con el banco, ha dicho Ermotti en una entrevista con Reuters durante el Foro Económico Mundial, que se celebra estos días en Davos (Suiza).

Santander decidió no seguir adelante con el nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado al considerar inasumible tener que hacer frente en su totalidad al bonus en diferido que se había comprometido a abonar UBS, que ronda los 50 millones de euros.

El consejo consideró que "sería inaceptable para un banco comercial como Santander" hacer frente al coste de contratar a Orcel "a la luz de los valores de la entidad y de la responsabilidad que tienen con sus accionistas y las sociedades de los países en los que opera", según explicó la firma el 16 de enero.

El consejero delegado de UBS, Sergio Ermotti, en una intervencion en el Foro Económico Mundial, en Davos. REUTERS/Arnd Wiegmann

La salida de Orcel, que entonces era considerado como un posible sucesor del actual consejero delegado, reavivó las especulaciones sobre los planes de sucesión en el gigante bancario suizo. No obstante, Ermotti, que lleva desempeñando el cargo de consejero delegado de UBS desde 2011, ha cortado esos rumores afirmando que todavía le quedan "años" en su puesto.

El primer ejecutivo del banco suizo ha reconocido que la entidad está acostumbrada tanto a la promoción interna como a la contratación externa. No obstante, ha subrayado que contratar a un candidato externo para los mejores empleos a menudo indica un problema dentro de una firma, y eso no le pasa a UBS.

"No necesitamos sangre fresca del exterior para que sea el catalizador de los cambios", ha afirmado Ermotti. "Cuando contratas a gente de fuera en la mayoría de los casos es porque la empresa necesita discontinuidad o está en crisis, algo que no es el caso de UBS", ha añadido.

Las declaraciones del consejero delegado de UBS llegan casi una semana después de que varios medios estadounidenses informaran de que el banco estaba empezando a considerar a candidatos externos para suceder a Ermotti.