Público
Público

El Banco de Inglaterra deja los tipos en 0,75% ante la ralentización económica

La autoridad monetaria británica rebaja a cero su previsión de crecimiento para el Reino Unido en el segundo trimestre por  las tensiones comerciales y la probable salida de la Unión Europea sin acuerdo.

La sede del Banco de Inglaterra (BoE, en sus siglas en inglés), en la City de Londres. REUTERS/Hannah McKay

AGENCIAS

El Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés)  mantuvo este jueves los tipos de interés en el Reino Unido en 0,75%, ante los riesgos que aún persisten para la economía británica, ralentizada por el brexit y las tensiones comerciales a nivel global.

El comité de política monetaria de la entidad concluyó de forma unánime que debe mantenerse el actual precio del dinero, a fin de mantener la inflación, que alcanzó el 1,9% en mayo, dentro del objetivo oficial del 2%. El banco emisor también decidió mantener su programa de estímulo cuantitativo, en el que ha invertido un total de 445.000 millones de libras (unos 500.000 millones de euros) en bonos de deuda sobre todo pública.

El comité consideró que, desde su última reunión el 2 de mayo, "han aumentado los riesgos para el crecimiento", debido a que "se han intensificado las tensiones comerciales a nivel global" y en el Reino Unido se ve como "más probable" una salida de la Unión Europea (UE) "sin acuerdo".

El banco indica que sus próximas decisiones sobre política monetaria dependerán de cómo avance la economía, lo que a su vez estará determinado, entre otras cosas, por la modalidad de retirada de la UE y la eventual relación con el bloque. 

La institución, como consecuencia de la debilidad de los datos macroeconómicos de abril, cuando el PIB británico sufrió una caída del 0,4% respecto a marzo (cuando ya había bajado un 0,1%), ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para el Reino Unido en el segundo trimestre, anticipando el estancamiento de la actividad.

"El Banco ha revisado a la baja sus perspectivas para el segundo trimestre, desde el 0,2% a cero", ha informado la entidad, aunque ha señalado la existencia de una serie de "potenciales factores erráticos" afectando a los datos más recientes del PIB, dificultando la evaluación de la fortaleza subyacente de la actividad económica.

No obstante, la institución ha advertido de que el crecimiento subyacente en Reino Unido parece haberse debilitado ligeramente en la primera mitad del año en comparación con el mismo periodo de 2018 hasta una tasa "un poco por debajo de su potencial".