Público
Público

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos, pero el Brexit podría propiciar nuevas alzas

La mayoría de economistas no espera que los tipos vuelvan a subir hasta mediados de 2019

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco de Inglaterra (BoE, en sus siglás en inglés), Mark Carney, en una rueda de prensa en la sede de la entidad, en la City londinense. REUTErs/Kirsty O'Connor

El Banco de Inglaterra (BoE, según sus siglas en inglés) mantuvo el jueves estables sus tipos de interés e insinuó un aumento a futuro del coste de los préstamos si el Brexit se desarrolla sin problemas, pero advirtió de que el escenario sería distinto si en marzo del próximo año se genera una salida "disruptiva" de la Unión Europea (UE).

El BoE dijo que los nueve funcionarios a cargo de elaborar su política monetaria votaron unánimemente por mantener el tipo de interés de referencia en el 0,75%, en línea con las expectativas de un sondeo de Reuters entre economistas, tras subirlo en agosto por segunda vez desde antes de la crisis financiera.

El Brexit está dominando las perspectivas de la quinta mayor economía del mundo, que ha registrado un crecimiento lento desde la decisión de los votantes británicos en junio de 2016 de abandonar la UE.

La mayoría de economistas no espera que los tipos vuelvan a subir hasta mediados de 2019. Después del anuncio del BoE, la libra esterlina extendió levemente sus ganancias contra el dólar para alcanzar un máximo intradiario.

"Si ya hubiera sido firmado un acuerdo sobre el Brexit y estuviera sellado, el BoE podría haber subido los tipos de interés hoy (...) pero ante la persistente incertidumbre sobre el Brexit, no es sorprendente que haya decidido mantener las tasas por ahora", dijo John Hawksworth, economista jefe de la firma PwC.

El símbolo de la libra en unos mosaicos en la acera frente a la sede del Banco de Inglaterra, en la City londinense. REUTERS/Luke MacGregor

El Banco de Inglaterra dijo que el gasto del consumidor se ha comportado mejor de lo esperado en los últimos meses, pero aclaró que las empresas están retrasando decisiones de inversión hasta que haya claridad sobre los futuros vínculos con el mayor socio comercial de Reino Unido.

La primera ministra británica, Theresa May, aún tiene que asegurar un acuerdo de transición que garantice que los bienes y las personas puedan seguir circulando libremente entre Reino Unido y la UE después del Brexit, que ocurrirá el 29 de marzo. "La reciente intensificación de la incertidumbre sobre el Brexit probablemente mantenga moderado el gasto de las empresas en el corto plazo", dijeron funcionarios del BoE.