Público
Público

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos sin cambios y ve mayor incertidumbre por el Brexit

La entidad detecta que las empresas británicas están endureciendo el control del gasto y reteniendo inversiones antes de la salida de la UE, prevista para marzo de 2019.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sede del banco de Inglaterra (BoE, en sus siglás en inglés), en la City londinense.. REUTERS/ Hannah McKay

El Banco de Inglaterra (BoE, según sus siglas en inglés) mantuvo los tipos de interés sin variación el jueves y destacó las mayores preocupaciones de los mercados financieros sobre el Brexit, un mes después de elevar el coste de los préstamos por segunda vez en más de una década.​

La decisión de mantener los tipos se ha adoptado por unanimidad. También han votado en bloque a la hora de mantener en 10.000 millones de libras esterlinas (11.232 millones de euros) el programa de compra de deuda de empresas financiado con la emisión de reservas del banco central, así como de continuar con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas (488.630 millones de euros) de compra de bonos soberanos.

La institución dijo que sus nueve dirigentes en materia de política monetaria votaron unánimemente a favor de mantener los tipos en el 0,75%, en consonancia con las expectativas de los economistas, y añadió que había pocos cambios desde su reunión del pasado 2 de agosto, salvo en lo que al Brexit se refiere.

"Desde la anterior reunión del Comité, ha habido indicios, más evidentes en los mercados financieros, de una mayor incertidumbre sobre los acontecimientos futuros en el proceso de salida (de la UE)", dijo el banco central.

El personal del Banco de Inglaterra en las regiones del país informó de que las empresas estaban endureciendo el control del gasto y reteniendo inversiones antes del Brexit, previsto para marzo de 2019. Los exportadores estiman un 40% de posibilidades de que el Brexit perjudique sus ventas.

No obstante, los expertos del BoE elevaron su pronóstico para el crecimiento del tercer trimestre al 0,5% desde el 0,4%, en parte debido a un mayor gasto de los consumidores en un verano extraordinariamente cálido. En el segundo trimestre de 2018, el PIB del Reino Unido experimentó un crecimiento del 0,4% con respecto a los tres meses anteriores, cuando el ritmo de expansión fue del 0,2% del PIB. El incremento del PIB en comparación con el segundo trimestre de 2017 fue del 1,3%, mientras que la tasa de inflación subió al 2,5% en julio, una décima por encima de la lectura correspondiente al mes anterior.

A su vez, la tasa de paro en Reino Unido entre los meses de abril y junio se situó en el 4%, su mejor lectura desde el primer trimestre de 1975, el mejor dato desde que comenzaron los registros en 1971.

La mayoría de los economistas no esperan que el Banco de Inglaterra suba los tipos hasta después de que el Reino Unido abandone la UE, y el Banco de Inglaterra reiteró el jueves que la reacción al Brexit de las empresas, los mercado financieros y los hogares afectaría el rumbo de la política monetaria.