Público
Público

Contenido patrocinado

Banco Santander apuesta por la alta tecnología y los ambientes colaborativos en sus nuevas sucursales

La banca está reinventando su modelo de oficinas. Banco Santander está reforzando las sucursales tradicionales, con modelos punteros en nuevas tecnologías y nuevos ambientes colaborativos. Su modelo Work Café ya funciona en Chile, España y Brasil, tres de los principales países donde opera el grupo. Las Smart Red, por su parte, son más un centro de negocios altamente tecnificado y un lugar de ambiente colaborativo para emprendedores, clientes y no clientes. En México y Argentina, las nuevas sucursales ágiles y digitales suponen un avance especialmente importantes en aquellos países.

Publicidad

Banco Santander apuesta por la alta tecnología y los ambientes colaborativos en sus nuevas sucursales

España está a la cabeza de la UE en número de sucursales bancarias. Es uno de los países de la Unión Europea con mayor densidad de oficinas, con 6,7 cada 10.000 habitantes, según la consultora internacional Statista. Pero una gran cantidad de estas oficinas ya no son sucursales tradicionales, sino modelos como los Work Café o las Smart Red de Santander, dos de los ejemplos más avanzados del mundo en nuevas oficinas bancarias.

Efectivamete, Banco Santander ha puesto en marcha en Chile, España y Brasil los llamados Work Café, que más parecen una cafetería de moda o un club gourmet donde, además, se dan conferencias, se imparten cursos de negocios, y, también, se proporcionan servicios bancarios a clientes y no clientes, en un ambiente colaborativo entre emprendedores.

Tanto los Work Café como las Smart Red están abiertos mañana y tarde. En Madrid, cualquier cliente o no cliente del Santander puede acercarse a ver cómo es un Work Café, concretamente en la Plaza de los Sagrados Corazones, que abre hasta las siete de la tarde. Según vaya evolucionando, el mismo modelo se implantará en otras zonas de la capital y en el resto de España

España, a la cabeca de la UE en sucursales bancarias.

Chile fue el país pionero en este primer modelo de nueva sucursal bancaria. En aquel pais latinoamericano ya se han abierto 30. “Desde las Smart Red en España y los Work Café en Chile estamos evolucionado las oficinas con un objetivo claro: que los clientes y no clientes quieran ir al banco”, ha declarado la presidenta de Grupo, Ana Botín, en reiteradas ocasiones. También ha repetido que la modernización de las sucursales contribuye al aumento de la satisfacción de los clientes. El consejero delegado, José Antonio Álvarez, por su parte, señaló en la última rueda de prensa de resultados del Banco que “este modelo funciona muy bien, dado que la productividad de las oficinas chilenas ha aumentado entre un 20% y un 30%”.

También en Brasil se ha abierto ya un primer Work Café, inaugurado por Ana Botín recientemente en Río de Janeiro. “Hay muchas cosas que los clientes pueden hacer hoy con su móvil, ¿por qué iban a venir al banco? El modelo de sucursal Work Café es un éxito que estamos probando también en otros países”, ha asegurado la presidenta desde su perfil personal de Twitter.

Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander, destacó en twitter la inauguración del nuevo work café de Río de Janeiro.

El Work Café permite a clientes y no clientes disfrutar de un espacio único para trabajar en colaboración, al tiempo que disponen de todos los servicios de una cafetería de diseño. Es un lugar para todos en el que se puede trabajar, conectarse a internet, celebrar reuniones, asistir a eventos, recibir cursos y realizar gestiones financieras. Mientras tanto se puede tomar café hecho por expertos y acompañarlo de pastelería de autor.

El segundo modelo pionero de Santander corresponde a los centros Smart Red. Son otro tipo de sucursal, de mayor tamaño que las tradicionales, más diáfanas y muy luminosas. Son espacios centrados en el asesoramiento al cliente de una manera más cercana y personal y con un gran componente tecnológico. En España, el banco ya ha transformado ya 500 de sus oficinas clásicas en este nuevo tipo de sucursales. La primera se inauguró a finales de 2015 en Madrid y ahora el grupo espera alcanzar los 1.000 locales en todo el país. Desde septiembre, las 500 oficinas Smart red empezaron a abrir por la tarde, hasta las siete. Son oficinas de mayor tamaño que las tradicionales, más diáfanas y muy luminosas.

Interior de una sucursal smart red de Banco Santander.

Oficina Digital en Argentina y Ágil en México

En Argentina y México también se han implantado nuevos modelos de sucursal, pero con pequeñas diferencias respecto de las Work Café y las Smart Red. En estos dos paises, lo importante era la agilización máxima y la digitalización total de las operativas bancarias habituales para los clientes que se desplazan a las oficinas. Así, el banco abrió en 2016 su primera “Oficina Digital” en Buenos Aires, y este mismo año ha abierto en México una “Oficina Ágil”. En el caso de Argentina, se trata de una sucursal donde los clientes pueden, de manera inmediata, abrir cuentas, solicitar tarjetas, realizar transferencias y pedir préstamos, gracias a la atención prestada mediante videoconferencia por un asesor. Tres boxes con tres escáners permiten procesar toda la documentación de los usuarios que se necesite. Hasta la apertura de estas oficinas, y tras los avatares históricos que los ciudadanos argentinos han sufrido con sus finanzas personales - como por ejemplo, con el “corralito”-, disfrutar de sucursales bancarias que permiten para solucionar gestiones en tiempo real no era lo habitual.

Con la sucursal “Ágil” de México, Santander está superando uno de los problemas estructurales de los bancos mexicanos: los largos tiempos de espera para operar en oficinas, debidos al menor grado de bancarización personal de la población de México respecto, por ejemplo, de la europea. Esta menor bancarización hace que, por ejemplo, al no haber suscrito cuentas corrientes una buena parte de los ciudadanos, una importante cantidad de gestiones bancarias personales no se pueda automatizar y requiera la presencia personal del interesado en una sucursal. El propósito de Santander es reducir los tiempos de espera en todas las gestiones y facilitar una mayor modernización de la banca mexicana, otro de los objetivos de banca responsable del Grupo Santander.