Público
Público

Banco Santander Una consultora catalana negocia la venta de la sede del Banco Pastor en A Coruña por 65 millones de euros

La Fundación Barrié, dueña del edificio que alberga las oficinas centrales de la entidad de la que hoy es propietaria el Banco Santander, niega que el edificio esté en venta y amenaza con acciones legales a la inmobiliaria

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Sede del Banco Pastor (i), junto a la de la Fundación Barrié.

La consultora inmobiliaria ACapital, propiedad del grupo catalán Afinance Capital Managament, ha ofertado a varios de sus clientes por 65 millones de euros el inmueble que alberga la sede coruñesa del Banco Pastor. La entidad gallega se fusionó en el año 2013 con el Banco Popular, que a su vez fue adquirido en el 2017 por el Banco Santander. El edificio es propiedad de la Fundación Pedro Barrié de la Maza, que lo mantiene alquilado al Santander, y que niega tajantemente que planee venderlo. De hecho, ya ha amenazado a Afinance con emprender acciones legales.

El folleto de venta elaborado por la consultora y distribuido entre varios bancos, inmobiliarias y fondos de inversión describe someramente las características del edificio, valora en 3,78 millones de euros el rendimiento de su alquiler anual e incluso tasa los honorarios que se reservaría por su venta: “2% comprador”. Es decir, 1,3 millones de euros si la operación llegara a cerrarse al precio indicado.

La sede del Banco Pastor es una construcción clásica diseñada en 1925 por los arquitectos Antonio Tenreiro, Emilio Moya y Peregrín Estellés, y fue durante cuatro años el edificio más alto de España, hasta que en 1929 se inauguró la sede de Telefónica en la Gran Vía de Madrid. Tiene una superficie de más de 10.000 metros cuadrados levantados en once plantas sobre una parcela de 1.300 metros ubicada entre las calles Durán Loriga y Cantón Pequeño, en pleno centro urbano de la ciudad.

Durante años, y especialmente bajo la dictadura de Franco, fue el símbolo del poder de la burguesía financiera de A Coruña que encabezaba Pedro Barrié, el industrial y millonario presidente del Pastor e íntimo amigo del dictador, a quien ayudó a ganar la guerra y a hacerse con propiedades como el Pazo de Meirás y la Casa Cornide. Franco impulsó su carrera empresarial y lo nombró conde de Fenosa.

Ficha del anuncio de la venta del edificio de la sede del Banco Pastor en A Coruña.

En el año 2009, en plena crisis financiera y con el banco atravesando serios problemas de liquidez, la Fundación Barrié, creada para gestionar su obra social y cultural, compró a éste la sede central de la entidad por 54 millones de euros, para realquilársela después en un régimen que se ha mantenido hasta la actualidad. El Santander sigue pagando por ocupar el edificio desde que absorbió al Popular el año pasado por un euro, cuando aquella entidad también amenazó ruina y estuvo a punto de quebrar.

La Fundación Barrié confirmó ayer que tuvo conocimiento a principios de esta semana de que Afinance estaba “difundiendo un dossier en el que se incluyen activos inmobiliarios” de su propiedad. “La Fundación Barrié no ha encomendado a ninguna entidad la comercialización de los activos inmobiliarios objeto de dicho dossier, entre los que se encuentra el edificio sito en Cantón Pequeño”, apuntan fuentes de la institución. “La actuación de Afinance Capital Management está causando un grave perjuicio y desprestigio para la Fundación Barrié, por lo que nuestros abogados ya están estudiando las acciones legales que en derecho correspondan”, añaden.

Por su parte, los responsables de ACapital recuerdan que desde el año 2012 ya se publicaron informaciones que indicaban que la Fundación Barrié podría estar valorando la posibilidad de revender el edificio, y que, dado el interés que el inmueble suscita entre algunos de sus clientes, se han limitado a elaborar un dossier informativo. “No lo hemos hecho público ni lo hemos anunciado, pero si contamos con alguien interesado en una propiedad, es lógico que le informemos sobre ella. A eso nos dedicamos”, señalan.

En cuanto al Banco Santander, fuentes de la entidad aseguran que no tienen noticia alguna de la operación y recuerdan que su relación con la Fundación Barrié se limita a la de un inquilino con su casero. También descartan que el Santander tenga interés en que el edificio se venda o no. “Bastante tenemos con gestionar nuestros activos como para preocuparnos por los de terceros”, añaden.