Público
Público

Banco Santander crea un 'green team' para fortalecer sus compromisos de finanzas sostenibles y banca responsable

Banco Santander es líder en sostenibilidad dentro del sector financiero. Para consolidar sus compromisos de banca responsable, ha creado un equipo específico de personas que sólo se dedicado a garantizar y mejorar su oferta de productos y servicios en el área de soluciones de sostenibilidad, gobernanza y medio ambiente (ESG, por sus siglas en inglés).

Banco Santander crea un 'green team' para fortalecer sus compromisos de finanzas sostenibles y banca responsable
Banco Santander crea un 'green team' para fortalecer sus compromisos de finanzas sostenibles y banca responsable

CONTENIDO PATROCINADO

El Grupo que preside Ana Botín se ha fijado una serie de metas como facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde entre 2019 y 2025. Esta cifra se incrementará hasta los 220.000 millones de euros en 2030 e incluye la contribución del grupo en todos sus ámbitos de actuación: financiación de proyectos, préstamos sindicados, préstamos verdes, financiación de circulante y exportaciones, asesoramiento y otros productos.

En este sentido, a través de Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB), la entidad ha puesto en marcha este nuevo equipo que estará dirigido por Steffen Kram y que colaborará con los ya existentes de cobertura y producto para ayudar a los clientes en su transición hacia un modelo de negocio más sostenible, ofreciéndoles tanto soluciones estratégicas como estructuras financieras y de producto, diseñadas específicamente para las diferentes geografías, industrias y segmentos del mercado.

"La creación de este equipo refuerza aún más nuestra contribución a los compromisos de banca responsable del Grupo, que buscan apoyar el crecimiento inclusivo y sostenible. Queremos ayudar a nuestros clientes en su proceso de transformación hacia objetivos ESG, ayudándoles a definir y conseguir sus metas de sostenibilidad a escala global", comentó José M. Linares, director general y responsable global de Santander CIB, un área que cuenta con una sólida experiencia en financiación de energías renovables y una amplia gama de productos.

La consolidación del Santander como banca responsable, que le ha permitido conseguir la mayor puntuación entre todos los bancos en el último Índice de Sostenibilidad de Dow Jones, está liderada por la presidenta Ana Botín, que recientemente se sumó a los más de 1.000 directores ejecutivos de más de 100 países que se han comprometido a renovar los esfuerzos de cooperación mundial para dirigir al mundo hacia un camino más equitativo, inclusivo y sostenible, dentro de las actuaciones de United Nations Global Compact.

Estos ejecutivos han demostrado su apoyo a las Naciones Unidas y al multilateralismo inclusivo al firmar la Declaración de Líderes Empresariales para una Cooperación Global Renovada. "Sólo trabajando juntos -sectores públicos y privados- abordaremos con éxito los desafíos mundiales, desde el cambio climático hasta la desigualdad. Ese espíritu de cooperación mundial es de lo que United Nations Global Compact se trata y, en estos tiempos inciertos, lo necesitamos más que nunca", aseguró Ana Botín, a través de su cuenta en LinkedIn.

Apuesta por los bonos verdes

El pasado 18 de junio, Banco Santander volvió a los mercados de capital con una nueva operación de bonos verdes senior no preferentes (SNP) a 7 años. Este es el segundo bono verde de la entidad bajo su marco global de bonos sostenibles, tras el bono verde de 1.000 millones de euros lanzado en octubre del año pasado, un SP a 7 años.

En el caso del emitido el pasado verano, los beneficios netos se utilizarán para financiar y refinanciar préstamos relacionados con las energías renovables, eólica y solar, en consonancia con los Objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, en países centrales para el Banco (Europa, EE. UU. y Latinoamérica) y financiados por Santander.

"Nuestra visión con esta emisión fue financiar proyectos de energía solar y eólica, contribuyendo así a la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono y cumplir nuestro compromiso público de financiar y movilizar 120.000 millones de euros en financiación verde de aquí a 2025, llegando a los 220.000 millones en 2030", aseguró Federico Gómez, responsable de Sostenibilidad del Grupo.

Santander Corporate and Investment Banking (SCIB) actuó como asesor de estructuración sostenible y Joint Bookrunner en esta operación, a través de la cual el banco se compromete a asignar al menos la mitad de los beneficios (generados a partir de este año) a nuevos activos.

Más noticias de Economía