Público
Público

Bankia mantiene su plan de cerrar la fusión con BMN en la última parte del año

Goirigolzarri dice que el banco nacionalizado no optó a comprar Popular porque no podía asumir el riesgo, aunque tenía "lógica industrial"

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en la tercera jornada del curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.EFE/ROMÁN G. AGUILERA

pedrogonzalez

El presidente de Bankia dijo el miércoles que mantiene sus planes para cerrar en el cuarto trimestre del año una fusión con Banco Mare Nostrum (BMN), también participada por el Estado. "El acuerdo de fusión con la celebración de las juntas sería el tercer trimestre y el cierre de la fusión se produciría en el cuarto trimestre", dijo José Ignacio Goirigolzarri en un encuentro con periodistas en Santander.

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, dijo la víspera que el acuerdo entre las dos entidades estaría listo en semanas.

"Mantenemos absolutamente el calendario, los trabajos están básicamente realizados y quedan flecos técnicos", apuntó Goirigoizarro, que no prevé "ningún tipo de problema" de tiempo y en su opinión las relaciones que mantienen ambas entidades son "excelentes". Según dijo, el análisis que está haciendo la entidad sobre BMN está "muy centrado en los fundamentales", por lo que no cree que "afecte demasiado" el momento actual del mercado.

Preguntado sobre si habrá cambios en las sedes social y operativa de la entidad, el presidente de Bankia señaló que no está previsto hacer cambios desde el punto de vista operativo y que "en absoluto" se modificará la sede social de la entidad, que actualmente se encuentra en Valencia. "Somos el único banco valenciano y queremos serlo", concluyó.
Preguntado por el posible interés de Bankia por Deutsche Bank en España, el presidente de Bankia añadió que la entidad está centrada en la operación con BMN y no estudia otras adquisiciones.

Goirigolzarri dijo también que una posible operación entre Bankia y Popular, que acabó adjudicado a Santander, tenía "sentido industrial", pero no realizó una oferta por los altos riesgos de su implementación.

"La conclusión a la que llegamos es que la operación con el Popular tenía toda la lógica industrial, pero era una operación con un riesgo de implementación que nosotros no podíamos asumir, era demasiado grande para Bankia", explicó.

Goirigoizarri rechazó haber recibido "ningún tipo de injerencia política" en la evaluación de la operación. "Nadie nos dijo que fuéramos o que no fuéramos", subrayó, recalcando que durante la evaluación de la operación Bankia contó con "absoluta independencia".

Goirigolzarri explicó que Popular llamó a su puerta por si quería analizar la operación y la entidad entró en el proceso de data room virtual. Diez días después, Bankia entró en el proceso de 'data room' físico, al considerar que era su "obligación" analizar la operación. Finalmente, Bankia decidió no optar a la compra al no poder asumir el "riesgo" de la operación. Así, el directivo dijo que la capitalización de Bankia se sitúa en unos 12.000 millones de euros, mientras que la ampliación que acometerá Santander para cubrir el capital de Popular asciende a unos 7.000 millones de euros.

Más noticias de Economía