Público
Público

Bankia prevé reducir en unos 600 millones los activos tóxicos en lo que queda de 2019

El banco nacionalizado sugiere que podría repartir el exceso de capital mediante la recompra de acciones

Logo de la entidad bancaria Bankia, en su sede en una de las torres Kio de Madrid. E.P./Óscar Cañas

EUROPA PRESS

El director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, ha asegurado que la entidad cuenta actualmente con "algunas" carteras de activos improductivos (NPAs) en fase de comercialización que espera ejecutar en el cuarto trimestre y bajar así el volumen de tóxicos en unos 600 millones de euros.

Así lo ha indicado Alvear a preguntas de los analistas tras la presentación de los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, periodo en el que el banco obtuvo un beneficio neto atribuido de 575 millones de euros, un 22,26% inferior al mismo periodo de un año antes.

La caída de las ganancias ha venido derivada, en parte, de un repunte de las provisiones asociadas a la aceleración del ritmo en la reducción de dudosos. La dotación a provisiones y otros resultados totalizaron un gasto de 384 millones de euros acumulado hasta septiembre (+14,5%), asociado al coste de las ventas de carteras de crédito y al deterioro de activos no financieros.

El director financiero de Bankia ha puesto el foco de la recuperación de la cuenta de resultados para el cuarto trimestre en la venta de carteras, mientras que calcula que, de acuerdo a las cifras objetivo, se reducirían en otros 1.000 millones de euros en 2020.

"A expensas del objetivo, no deberíamos tener un impacto sustancial en el coste de riesgo", ha dicho, añadiendo que, pese a que podrían ser más ambiciosos, se sienten cómodos mientras se mantenga en torno a los 24 puntos básicos marcados en el plan estratégico.

También ha reconocido que el trimestre recientemente cerrado ha sido menos activo en la comercialización de carteras debido a la estacionalidad, aunque ha subrayado las plusvalías por la venta de adjudicados "difíciles" por su situación geográfica menos líquida o de menor calidad.

Posible uso del 'buyback'

Por otro lado, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se ha mostrado convencido de que la entidad generará los 2.500 millones de euros comprometidos para repartir entre sus accionistas. A cierre del trimestre, ha acumulado 1.280 millones de euros, el 51,2% del objetivo.

"Nuestra voluntad es repartirlo entre el accionista, seguimos trabajando en su generación", ha indicado, añadiendo que podrá distribuirse mediante dividendos ordinarios, extraordinarios o incluso mediante el buyback o recompra de acciones propias.

Según ha explicado, el consejo de administración "lógicamente" quiere un mayor nivel de seguridad sobre el importe. "Creo que en general, a excepción de hechos imprevistos como la sentencia sobre el Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios (IRPH), todo está alineado para devolver el capital", ha precisado. "Ya veremos de qué forma", ha dicho.

Sevilla ha insistido en el hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) haya aprobado recientemente a un banco austriaco esta posibilidad de reparto. "Esta posibilidad podría darse. El menú está abierto", ha apostillado.

En este sentido, ha dicho estar observando una postura "diferente" del regulador respecto al exceso de capital, abriéndose un nuevo debate sobre cómo dar certidumbre sobre los requisitos regulatorios. "La certidumbre es muy importante para la gestión del capital, pero también para los inversores. Percibo cierto cambio de enfoque en torno a que el capital efectivamente necesita de medidas ciertas, como el buyback", ha remarcado.

Más noticias de Economía