Público
Público
Únete a nosotros

Bankia prevé repartir 2.500 millones  en dividendos en tres años y ganar 1.300 millones en 2020

Goirigolzarri, que descarta compras o absorciones en los próximos tres años, dice que el banco  trabaja con el horizonte de privatización de finales de 2019 al haber "apetito" en el mercado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri,durante su comparecencia ante los medios en la que presentó el Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Bankia anunció el martes que como parte de su plan estratégico 2018-2020 prevé un importante aumento en sus beneficios, el reparto de cerca de la mitad de dichas ganancias entre sus accionistas y mejoras en varias medidas de rentabilidad y eficiencia.

Durante los tres años del periodo, el cuarto grupo bancario del país, participado en un 61% por el Estado, prevé repartir más de 2.500 millones de euros entre sus accionistas, lo que según la entidad supone más del doble que en los últimos cuatro años.

El importe repartido en dividendos en efectivo ascenderá a entre el 45% y el 50% de los beneficios, y además la entidad proyecta devolver el exceso de capital que supere el 12% de su ratio CET1 fully loaded (la medida más exigente de los colchones de solvencia de las entidades bancarias). Las opciones de retribución a los accionistas en los próximos tres años podrían incluir recompra de acciones y/o un dividendo extraordinario, aunque este aspecto aún no está decidido.

La entidad anunció un objetivo de beneficio después de impuestos de 1.300 millones de euros en 2020, duplicando con creces los 505 millones de 2017, y un margen de intereses (la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos) para dicho año de 2.900 millones, un 26% más que el año pasado (incluyendo la recién adquirida BMN).

Al final del periodo del plan, el grupo espere que su tasa de morosidad se sitúe por debajo del 4%, frente al 8,9% de 2017, mientras que prevé un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 10,8% al términos de 2020, y mejorar la eficiencia hasta quedar por debajo del 47%.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, con el consejero delegado José Sevilla, en la presentación del Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La entidad aprovechó también para incrementar un 22% su previsión de las sinergias por la fusión con Banco Mare Nostrum (BMN) obtenidas en 2020 en un 22%, hasta 190 millones de euros en dicho ejercicio.

"Hay apetito de los inversores" en la privatización

Durante la presentación el plan estratégico, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que en la entidad trabajan con el horizonte de privatización del 31 de diciembre de 2019, dado que consideran que "hay apetito por parte de los inversores". "Creemos que la privatización es muy importante, es el último aspecto que queda para la normalización del proyecto, y trabajamos con la referencia que tenemos que trabajar, que es que Bankia esté privatizada el 31 de diciembre de 2019", ha señalado.

"Hoy salimos de road show para explicar a inversores internacionales el plan estratégico y creo que será bien recibido", ha añadido.

"Creemos que es un buen momento en el sentido de que pensamos que hay ventanas porque creemos que este plan estratégico va a ser bien recibido por el mercado", ha señalado el presidente de Bankia que, no obstante, ha querido ser "muy respetuoso" con las decisiones del propietario mayoritario de la entidad, es decir, del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

El presidente de la entidad nacionalizada, que ha asegurado que se están "dejando la piel"  para devolver las ayudas públicas recibidas en el marco de su reestructuración, ha afirmado que no prevén más compras o absorciones en el hotizonte del plan estratégico. "Estamos en estos momentos centrados en BMN, creemos que la fusión va a crear mucho valor para el accionista.", ha señalado.

Cuestionado sobre la posibilidad de que Bankia fuera comprada por otro banco, Goirigolzarri ha apuntado que no está "previsto" y, desde luego, no se encuentra en la "hoja de ruta" de la compañía que preside. "No tenemos en la mesa ni apareciendo por la mesa ningún tipo de operación corporativa", ha añadido.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. REUTERS/Susana Vera

Sobre su futuro, Goirigolzarri se ha mostrado "totalmente vinculado emocionalmente" y "comprometido" con el proyecto de la entidad "para siempre" mientras tenga la confiaza del consejo de administración del banco.

Según ha explicado Goirigolzarri, que ha sido preguntado en varias ocasiones sobre si terminará su carrera en Bankia o en otra entidad, el ejecutivo está "completamente comprometido" con el proyecto mientras cuente "con la confianza del consejo y el equipo de Bankia".

En otro orden de cosas, preguntado sobre la intervención en el Congreso del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, que calificó de "excesiva" la inyección de capital adicional de 19.000 millones de euros al banco, Goirigolzarri ha señalado que se trata de una cuestión "hueca". "Los hechos están claros. Las ayudas no fueron definidas por esta casa ni por el Gobierno español, sino por la Comisión Europea", ha apuntado, y ha añadido que "dar vueltas a este tema es dar vueltas a una historia que todo el mundo puede contrastar".