Público
Público

BBVA descarta un ERE en España más allá del ajuste de plantilla por la integración de Catalunya Banc

El beneficio neto del banco en el primer semestre se reduce un 33%, pero los márgenes suben más de lo previsto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, durante la rueda de prensa en la que ha expuesto los resultados de la entidad del segundo trimestre de 2016. EFE/Mariscal

MADRID.- El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha descartado un ERE adicional en España más allá del ajuste de plantilla ejecutado con motivo de la integración de Catalunya Banc (CX), si bien ha anticipado "medidas adicionales" en todos los países en los que opera el grupo para controlar costes y ganar eficiencia ante la automatización de los procesos.

Torres ha precisado que estas medidas no implicarán necesariamente reducción de plantilla, aunque prevé que las salidas de personal en el grupo se mantengan como en los últimos tres años. Torres ha explicado que en el grupo se han producido salidas de personal en los último tres años, a razón de unos 12.000 empleados al año de una plantilla total de 137.000 trabajadores. "Si los hemos tenido en el pasado (las salidas de personal), pues los seguiremos teniendo. Y con el foco en eficiencia pues seguro que sí", ha afirmado.

El consejero delegado de BBVA ha recordado que el banco está acelerando el plan de ajuste por CX, por lo que cerrará unas 400 oficinas en septiembre y ha acordado con los sindicatos un ajuste de plantilla de 1.700 empleados, que saldrán antes del final de este año, según ha concretado la responsable de BBVA España y CX, Cristina de Parias. Además, BBVA acelerará las sinergias derivadas de esta integración, al adelantar los ahorrros de coste de 200 millones de euros de 2018 a 2017.

Torres ha restado importancia a los cambios en la cúpula del banco recientemente anunciados y ha defendido que responden a una idea de "mayor agilidad" en gestion y buscar precisamente eficiencias. En este sentido, ha abogado por no atribuirlos a que como consejero delegado ganará más 'peso' en el grupo. La nueva estructura organizativa supone que todas las geografías pasen a reportar a Torres, de manera directa en el caso de España, México, Estados Unidos y Turquía.

BBVA siguió con la mejora de sus márgenes en el primer semestre del año, aunque el beneficio neto se redujo un 33,6%. La segunda mayor entidad financiera spañola obtuvo entre enero y junio un beneficio neto de 1.832 millones lastrado por el efecto adverso de los tipos de cambio en países emergentes en los que opera y por una comparativa desfavorable en extraordinarios.

Sin embargo, los márgenes de la entidad ligados al negocio puramente bancario se incrementaron en un semestre marcado por una dura competencia en el negocio crediticio. BBVA dijo que el margen de intereses (la diferencia entre lo que el banco cobra por prestar y lo que paga por financiarse) aumentó un 11,2% hasta 8.365 millones. El margen bruto subió un 5,9% interanual hasta 12.233 millones de euros.

Ante la caída del beneficio del 33% en la primera mitad de este año, el director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, ha reafirmado el objetivo de pagar este año dos dividendos en 'cash' y otros dos en acciones. De hecho, ha garantizado mantener la política de retribuir al accionista este año y "sucesivos" ante las estimaciones de beneficios del mercado.

Por otro lado, el consejero delegado ha afirmado que BBVA sigue cobrando a las empresas por sus depósitos ante el contexto de tipos negativos y la previsión de que se mantengan en esos niveles durante "bastante tiempo". En concreto, la entidad cobra entre 15 y 20 puntos básicos, sobre todo a grandes empresas y fondos institucionales.