Público
Público

El BCE avisa a la banca de Londres que eviten "montajes inventivos" para acceder a la UE tras el Brexit

La entidad avisa de que apenas disopnen de 16 meses para planear como garantizarse el acceso al mercado tras la salida de Reino Unido

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Varias personas salen de la boca del metro en la City de Londres. REUTERS/Toby Melville

Los bancos con sede británica que buscan acceso a la Unión Europea (UE) tras el Brexit deberían evitar "montajes inventivos" para entrar al mercado único desde Reino Unido, ha advertido este lunes la miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) y vicepresidenta del Consejo de Supervisión de la entidad, Sabine Lautenschläger.

La directiva del BCE ha subrayado que la entidad tiene "serios reparos" sobre la posibilidad de que los bancos establezcan una filial en la zona euro solo para poder operar desde una sucursal en Reino Unido.

 "Algunos bancos parecen estar considerando la idea de establecer una filial en el área del euro, que luego montaría una sucursal en Reino Unido", ha explicado Lautenschlaeger en un evento en Fráncfort. "Esta sucursal usaría el pasaporte de la filial en la UE para entrar al mercado europeo desde Reino Unido. Tenemos serios reparos sobre esto", ha señalado. "No aceptaremos más montajes inventivos", ha zanjado la número dos del Consejo de Supervisión.

Lautenschläger ha avisado a los bancos que operan desde Reino Unido que tiene poco tiempo para desarrollar planes para garantizarse el acceso al mercado tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea. "El principal problema ante el Brexit para los bancos ha sido claro desde el primer día: el acceso al mercado", ha señalado la economista , al tiempo que ha explicado que, una vez Reino Unido haya salido de la UE, los bancos que operan desde ahí y los europeos con negocios en el país saliente perderán el pasaporte de acceso a ambos mercados.

Por tanto, Lautenschläger ha subrayado que la opción más sensata es formar parte del mercado europeo, lo que conlleva la necesidad de reubicarse. "Los bancos deben de tomar medidas rápidas (...), el problema es que el plazo está a poco más de 16 meses", ha indicado.

Concretamente, por un lado se encuentran los bancos entrantes, aquellos que acceden al mercado europeo desde Reino Unido y para las que el BCE considera que "están progresando" en sus preparaciones, aunque falta mayor precisión y detalles de sus planes de contingencia. "Algunos bancos, en su mayoría los más pequeños, parecen estar retrasando su decisión final sobre la reubicación", ha señalado la economista.

Por otro lado, se encuentran los bancos que acceden al mercado británico desde la UE, los que el BCE califica como salientes. "La mayoría de estos bancos también se están preparando, si bien aún se necesita hacer mucho más trabajo, a pesar de que se presente como un desafío", ha sostenido Lautenschläger.