Público
Público

Becarios El fraude en las prácticas no laborales cuesta 1.143 millones en cotizaciones, según UGT

Están dirigidas a personas jóvenes en paro de entre 18 y 25 años que debido a su falta de experiencia laboral tienen problemas de empleabilidad. Las empresas realizan convenios con los Servicios Públicos de Empleo para ofertarlas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Mujer trabajando delante de un ordenador. /EFE

El sindicato UGT ha denunciado este martes que el fraude a la Seguridad Social relacionado con las prácticas no laborales alcanzó los 1.143 millones de euros en 2018, y ha añadido que existe un fraude en el ámbito de los convenios de prácticas que impacta de manera negativa sobre las condiciones laborales de los jóvenes y del resto de la población. 

Las prácticas no laborales en empresas están dirigidas a personas jóvenes en paro de entre 18 y 25 años que debido a su falta de experiencia laboral tienen problemas de empleabilidad. Se realizan en empresas o grupos empresariales que formalizan convenios con los Servicios Públicos de Empleo.

Así, el sindicato ha apuntado que en la actualidad un total de 886.079 personas realizan prácticas laborales no remuneradas, universitarias y de formación profesional, según un estudio elaborado por ellos mismos. 

Este dato, si se pondera por el número de meses de realización de prácticas, se traduce en una equivalencia de 296.310 puestos de trabajo anuales, señala el informe presentado este martes. Según el sindicato, el impacto que las prácticas no laborales tiene sobre los salarios alcanzó los 3.049 millones de euros si estas personas que las realizaron hubiesen cobrado el SMI. 

Además, resalta que, entre 2014 y 2018, las prácticas no laborales no remuneradas y mal remuneradas se han traducido en una pérdida de 11.409,7 millones de euros en salarios y en 4.803 millones de euros en cotizaciones respecto al SMI. 

Un total de 886.079 personas realizan prácticas laborales no remuneradas, universitarias y de formación profesional

Para la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, es imprescindible crear un estatuto de prácticas o del becario y también seguir desarrollando un plan de choque por el empleo joven: "El diálogo social es fundamental para ello", ha resaltado. 

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha afirmado que la situación política ha hecho que haya algunas cuestiones ralentizadas o que se han quedado encima de la mesa. 

No obstante, ha señalado que, gracias al Plan Director por un trabajo digno, se han regularizado 782 contratos, esto, según Valerio, supone una mejora de condiciones presentes, pero "también la mejora de la Tesorería de la Seguridad Social y esto no ha hecho más que empezar, porque tenemos mucho camino por recorrer". 

La ministra ha resaltado que las prácticas no laborales tienen que tener la finalidad de ofrecer una formación "práctica". Con el objetivo de eliminar las situaciones de fraude, Valerio ha recordado que la Inspección de Trabajo está haciendo especial hincapié en materia de formación de inspectores y subinspectores.