Público
Público

Los bitcoins sufren uno de los mayores robos de su historia

Cerca de 120.000 unidades de la moneda digital valoradas en unos 56 millones de euros fueron robadas de la plataforma de intercambio Bitfinex de Hong Kong

Un empleado de la tienda bitcoin de Hong Kong sostiene el logo de la moneda virtual. REUTERS/Bobby Yip

EFE

PEKÍN.- La firma hongkonesa de gestión de monedas virtuales Bitfinex, una de las mayores empresas del mundo en ese sector, reconoció que un fallo de seguridad en sus plataformas ha permitido el robo de 119.756 monedas bitcoin, valoradas en 65,8 millones de dólares (58,8 millones de euros).

En un comunicado en su página web, Bitfinex anunció el descubrimiento de una fisura en sus sistemas de seguridad que obligó a detener el martes su comercio de monedas virtuales y congelar los depósitos de sus clientes. "Estamos investigando el fallo para determinar lo que ocurrió, pero sabemos que a algunos de nuestros clientes les robaron sus bitcoins", subrayó la firma, una de las cuatro mayores comerciantes de esta moneda digital en el mundo, con oficinas en Europa y Estados Unidos.

El robo ha sido denunciado a las autoridades, con las que la firma está cooperando, añadió la empresa en su comunicado, donde señaló que otras monedas virtuales ajenas a bitcoin no se han visto afectadas, y que se examinan varias opciones para hacer frente a las pérdidas de los usuarios.

La moneda virtual, desarrollada en 2009 por Satoshi Nakamoto (alias cuya identidad real aún no ha sido revelada), ha perdido desde el pasado 29 de julio un 21% de su valor con respecto al dólar, aunque se desconoce si ese desplome está relacionado con el actual robo.

El ataque se asemeja al perpetrado a principios de 2014 contra Mt Gox, una firma japonesa dedicada al comercio de bitcoins que se declaró en bancarrota tras denunciar un robo de estas monedas digitales valorado en 650 millones de dólares, el mayor sufrido por esta controvertida divisa.

El diario hongkonés South China Morning Post informó este miércoles de que los piratas informáticos responsables del hurto podrían haber aprovechado la clausura de los mercados financieros de Hong Kong el martes (debido al tifón Nida) para encontrar una brecha desde la que acceder a los depósitos virtuales.