Público
Público

BlackRock, la Fundación 'la Caixa', el FROB y los Botín reducen a la mitad sus pérdidas en Bolsa gracias a la vacuna

Los principales accionistas de la gran banca recuperan en conjunto un 50% de la depreciación de sus participaciones en un sector que ha visto evaporarse un 26% de su valor en lo que va de año.

Panel informativo de la evolución del Ibex 35 al cierre de la bolsa del pasado martes 3 de diciembre. EFE/ Altea Tejido.
Panel informativo de la evolución del Ibex 35 al cierre de la bolsa del pasado martes 3 de diciembre. Altea Tejido / EFE

VICENTE CLAVERO

El repunte de la Bolsa, ante la perspectiva de un inminente inicio del proceso de vacunación contra el coronavirus, ha permitido que los inversores recuperen parte de las pérdidas acumuladas desde principios de año por culpa de la crisis sanitaria y de su brutal impacto en la economía.

Eso supone mucho dinero para los grandes accionistas de las sociedades cotizadas y, en particular, para los de los seis bancos españoles pertenecientes al Ibex 35, ya que el sector financiero es uno de los principales beneficiarios de las subidas registradas durante el último mes, junto al turismo y la energía.

Es verdad que dichas subidas no son atribuibles sólo al anuncio de las nuevas vacunas realizado por varios laboratorios farmacéuticos de forma sucesiva. En ello han influido también, por ejemplo, los movimientos corporativos que han protagonizado cuatro de los seis bancos: la absorción de Bankia por CaixaBank, que esta misma semana ha recibido el visto bueno de sus juntas de accionistas, y la del Banco Sabadell por BBVA, que finalmente no ha prosperado al ser ambas entidades incapaces de ponerse de acuerdo acerca del precio de la operación y del reparto del poder en el banco resultante.

En el caso del BBVA, además, se da la circunstancia de que en de noviembre comunicó la venta de su filial estadounidense a PNC Financial Services por 9.700 millones de euros, que le van a permitir reforzar su capital, recompensar a sus accionistas cuando el Banco Central Europeo (BCE) retire la prohibición de repartir dividendos y aprovechar las oportunidades de compra que se le puedan presentar. Los títulos de BBVA, cuyo primer accionista es BlackRock (5,48% al cierre de 2019), tocaron fondo el 22 de septiembre, con un precio unitario de 2,16 euros, y ahora están por encima de los cuatro.

Muy notable ha sido también la recuperación experimentada por CaixaBank y por Bankia, cuya fusión recibió una calurosa acogida en el mercado y que dará lugar al mayor banco por activos en España. Lo dos se anotaron su peor registro bursátil de 2020 en mayo: CaixaBank el día 15 (1,52 euros por título) y Bankia el 21 (0,76). Como consecuencia de la alianza, las acciones valen hoy mucho más que entonces; en concreto, 2,24 y 1,51 euros, respectivamente. El principal accionista de CaixaBank es la Fundación "la Caixa", que controla un 40% de su capital, y el de Bankia es el Estado a través del FROB, con un 61,8%.

Incluso las dos entidades que de momento se han autoexcluido del proceso de concentración bancaria (el Sabadell tras su ruptura con el BBVA y Bankinter por razones de estrategia) han mejorado notablemente sus cotizaciones últimamente. La primera de ellas llegó a valer sólo 0,25 euros por acción el 29 de octubre y se sitúa actualmente alrededor de 0,35, mientras que la segunda ha pasado de los 3,04 euros del 18 de marzo a 4,30. Como en el caso del BBVA, el mayor paquete del Sabadell lo controla BlackRock (5,21%). La participación más significativa de Bankinter corresponde a Jaime Botín (22,9%).

El Santander tampoco anda metido en operaciones corporativas, al menos que se sepa; cosa que no le ha impedido beneficiarse de la recuperación bursátil que han disfrutado sus competidores. Tuvo su cotización más baja el 23 de septiembre, en que los títulos se intercambiaron en Bolsa a un precio de 1,54 euros por acción. Sin embargo, esta semana se ha instalado cerca de los tres euros. También en el Santander es BlackRock el principal accionista (5,1%). Los hermanos Ana y Javier Botín, presidenta y consejero del banco, respectivamente, sumaban un 0,71% del capital a 31 de diciembre de 2019.

Pese a todo lo anterior, los valores bancarios del Ibex continúan claramente por debajo del cierre del año pasado. En los últimos once meses, su capitalización conjunta (la suma del valor bursátil de las seis entidades), que arrancó el ejercicio en 129.510 millones de euros, ha descendido en 33.817 millones (-26%).

A 30 de octubre, justo antes de que comenzara el mejor mes de la historia del Ibex, gracias básicamente al anuncio de las vacunas, las pérdidas del año para la gran banca ascendían a 67.605 millones de euros; es decir, el doble.

Más noticias de Economía