Público
Público

Las bolsas europeas siguen en terreno negativo pese a que la crisis turca amaina

BBVA, que termina la sesión casi en plano, asegura que está protegido ante depreciaciones de la lira turca y que no hay riesgo de contagio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias personas en una oficina de cambio de moneda en Estambul. REUTERS/Murad Sezer

Las bolsas europeas no han logrado este martes romper la reciente racha bajista provocada por la crisis de la lira turca, y han cerrado la mayoría en números rojos, si bien con pérdidas muy modestas comparadas con las registradas en las sesiones anteriores. La crisis turca, que en las dos sesiones anteriores tumbó a los mercados, parecía amainar ligeramente después de que el Banco Central de Turquía asegurase que dará la liquidez que sea precisa mientras que el ministro de Finanzas anunciaba una conferencia con analistas para el jueves.

En España, el Ibex 35, con 24 de sus 35 componentes en rojo, no ha logrado mantener las ganancias que registraba en las primeras horas de la sesión bursátil de este martes y ha terminado por caer un 0,25%, si bien ha logrado salvar la cota de los 9.500 puntos, al situarse en los 9.507 enteros.

En el resto de plazas europeas, Londres y París han presentado retrocesos del 0,39% y del 0,16%, respectivamente, mientras que Fráncfort ha cerrado prácticamente plano (+0,02%).

BBVA, que lideraba las ganancias en la apertura tras haber perdido más de un 8% de su valor en las dos sesiones jornadas anteriores coincidiendo con el desplome de la lira turca, no ha logrado finalizar la sesión en positivo y ha terminado por retroceder un ligero 0,09%, de nuevo en un precio de 5,45 euros por acción, el más bajo desde octubre de 2016.

Tampoco Santander se salvo de la quema cediendo un 0,25% mientras que Caixabank y Sabadell se dejaron más de un 1% cada uno. Entre los grandes valores industriales, Telefónica también invirtió las ganancias industriales y terminó cediendo un 0,25% mientras Repsol bajó un 0,95%. El peso pesado Inditex no pudo abstraerse a la tendencia y perdió un 0,9%.

Panel informativo en el patio de negociación de la Bolsa de Madrid, con la evolución del lbex 35. EFE/J.J. Guillén

En este contexto de caídas por la inestabilidad en Turquía, BBVA ha asegurado que cuenta con una política de cobertura que protege el capital y los beneficios procedentes del mercado otomano ante depreciaciones de la lira turca. Además, su modelo descentralizado impide que haya transferencia de liquidez o financiación cruzada entre filiales o a la matriz, con lo que no existe riesgo de contagiar al resto del grupo, según fuentes del grupo que cita Europa Press.

La entidad entró en el país otomano con la compra de un 24,89% de Garanti Bank en marzo de 2011, una participación que elevó hasta el 49,85% actual. La inversión de BBVA en Garanti a junio de 2018 tenía un valor de 4.400 millones de euros. La contribución del banco turco suponía al cierre del primer semestre el 11% de los activos totales del grupo y el 11,5% de su beneficio neto atribuido.

Sin embargo, fuentes de la entidad han explicado que la política de cobertura del grupo protege el capital y los beneficios procedentes de Turquía ante depreciaciones de la lira. Así, ante una depreciación de esta moneda del 10%, el impacto en el ratio de capital CET1 del grupo BBVA sería de solo -1 puntos básicos , a la vez que el beneficio neto esperado en 2018 en Turquía está cubierto aproximadamente al 50%.

En el caso de Garanti, la entidad presidida por Francisco González asegura sentirse "cómoda" con su posición actual y ha explicado que ha reducido proactivamente la cartera crediticia en moneda extranjera, que representa menos del 35% de la cartera total, frente al 50% en 2014. La reducción en el último año ha sido superior al 8%.

Asimismo, BBVA ha incrementado el peso de los bonos ligados a la inflación hasta un 50% de la cartera ALCO, desde el 37% de 2014. "Estos bonos funcionan como coberturas en situaciones como la actual, dado que su rendimiento incrementa cuando sube la inflación", han indicado desde el banco.