Público
Público

Bono social El Congreso convalida las medidas del Gobierno para abaratar la luz

Las medidas incluidas en el Real Decreto Ley tendrán un impacto en las facturas domésticas del 4%, aunque fluctuará en función de "cuántas y cómo sean las medidas a las que cada consumidor se pueda acoger", precisa la ministra Ribera.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

La ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, durante su intervención en el pleno del pleno celebrado hoy en el Congreso de los Diputados.EFE/Mariscal

El Pleno del Congreso ha convalidado el Real Decreto Ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección a los consumidores, que contiene las medidas aprobadas por el Gobierno para paliar los efectos del encarecimiento del recibo de la luz.

El texto, que fue convalidado con 180 votos a favor, 2 en contra y 160 abstenciones, será tramitado como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia.

Entre otras medidas, establece la suspensión durante seis meses del impuesto a la generación eléctrica (7%) y del impuesto especial de hidrocarburos que grava al gas destinado a producir electricidad, así como cambios en el bono social eléctrico y la creación del bono social térmico.

"El coste de la energía es clave para los consumidores y para la competitividad industrial", ha dicho la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante su defensa del texto, en la que ha insistido que se trata de medidas temporales a las que habrá que sumar cambios estructurales.

En su opinión, se necesitan "precios estables, razonables y predecibles" y para lograrlos, el Ejecutivo apuesta por un modelo "100% renovable y eficiente" y que, al mismo tiempo, ofrezca a los inversores "confianza y rentabilidad" pero evitando "sobrepagos".

En este sentido, ha asegurado que ya se han iniciado los trabajos para la reforma del mercado eléctrico, la regulación del almacenamiento y modificaciones fiscales.

No obstante, mientras llegan estos cambios y ante una expectativas de precios "elevados y sostenidos en el tiempo" había que facilitar un "alivio" en la factura doméstica y reforzar la protección a los consumidores más vulnerables, ha reiterado Ribera.

Las medidas incluidas en el Real Decreto Ley tendrán un impacto en las facturas domésticas del 4%, aunque fluctuará en función de "cuántas y cómo sean las medidas a las que cada consumidor se pueda acoger".