Público
Público

Amazon Bruselas acusa a Amazon de abusar de los datos de otras empresas para vender sus propios productos

Además, el Ejecutivo comunitario ha abierto una segunda investigación, pues sospecha que el gigante del comercio electrónico podría favorecer de manera artificial sus propias ofertas minoristas y las de otros vendedores.

La vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager, durante la rueda de prensa.
La vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager, durante la rueda de prensa. Olivier Hoslet / EFE

EFE

La Comisión Europea (CE) ha acusado este martes a la multinacional estadounidense de venta en Internet Amazon de usar de manera abusiva los datos que obtiene de otras empresas que utilizan la plataforma para vender sus propios productos. Bruselas formalizó esa acusación con el envío de un pliego de cargos a la compañía.

Además, el Ejecutivo comunitario ha abierto una segunda investigación contra Amazon, pues sospecha que la firma podría favorecer de manera artificial sus propias ofertas minoristas y las de otros vendedores que utilizan los servicios logísticos y de reparto del gigante tecnológico.

Amazon funciona como vendedor en línea de sus propios productos, pero también ofrece su plataforma como escaparate y mercado para comerciantes independientes.

Así, al enviar el pliego de cargos a Amazon, la CE informa a la empresa de su conclusión "preliminar" de que ha violado las normas de competencia de la Unión Europea (UE) al "distorsionar la competencia en el mercado minorista en línea".

Según la Comisión, Amazon depende "de manera sistemática" de datos empresariales de los comerciantes independientes que venden en su plataforma 

Según la Comisión, Amazon depende "de manera sistemática" de datos empresariales de los comerciantes independientes que venden en la plataforma del gigante digital. Esos datos no son públicos y su uso beneficia al negocio minorista de Amazon, que compite de manera directa con los demás comerciantes.

Así, Amazon tiene acceso a datos de las empresas terceras que usan la plataforma para vender, como el número de productos pedidos y distribuidos, los ingresos de los vendedores en el mercado, el número de visitas a las ofertas de los vendedores, así como datos relacionados con el reparto o los resultados pasados de las compañías.

De acuerdo con los hallazgos preliminares de la CE, cantidades "muy grandes" de datos de los comerciantes terceros están a disposición de los empleados del negocio minorista de Amazon y fluyen de manera directa a sus sistemas automatizados, que agregan esa información y la usan para "calibrar las ofertas minoristas y las decisiones empresariales estratégicas" del gigante tecnológico, en detrimento de los demás vendedores.

Amazon evita los riesgos del mercado minorista

Por ejemplo, permite a Amazon centrar sus ofertas en los productos más vendidos y ajustarlas a la vista de los datos de las otras compañías.

En su pliego de cargos, Bruselas constata que su conducta permite a Amazon "evitar los riesgos normales de la competición" en el mercado minorista y aprovechar su dominio a la hora de servir como escaparate para otros proveedores en Francia y Alemania, los mayores mercados de la firma estadounidense en la UE.

Si las sospechas se confirman, supondrían una violación de las reglas comunitarias que prohíben el abuso de una posición de mercado dominante. Sin embargo, el envío de un pliego de cargos no prejuzga el resultado final de la investigación.

En cuanto a la nueva investigación abierta este martes, la CE sospecha que la firma podría favorecer de manera artificial sus propias ofertas minoristas y las de otros vendedores que utilizan los servicios logísticos y de reparto del gigante tecnológico.

La CE sospecha que la firma podría favorecer sus propias ofertas minoristas y las de otros vendedores que utilizan sus servicios logísticos y de reparto

El Ejecutivo comunitario analizará ahora si el criterio de Amazon para seleccionar al "ganador" del "carrito de la compra" ("Buy Box") y permitir a los vendedores ofrecer productos a los usuarios "Prime", bajo el programa de fidelidad "Amazon Prime", conduce a un tratamiento preferencial del negocio minorista del gigante digital o de los vendedores que usan los servicios de logística y distribución de Amazon.

El "carrito de la compra" se muestra de manera "prominente" en las páginas web de Amazon y permite a los clientes añadir productos de un minorista específico de manera directa.

Ser elegido como la oferta que aparece en el "carrito" es "crucial" para los comerciantes terceros, pues la "Buy Box" destaca la oferta de un solo vendedor para un producto elegido en la plataforma y genera la gran mayoría de las ventas.

El otro aspecto de la investigación se centra en la posibilidad de los comerciantes terceros de alcanzar de manera "efectiva" a los usuarios "Prime".
"Alcanzar a esos clientes es importante para los comerciantes porque el número de usuarios Prime crece de manera continua y porque tienden a generar más ventas", señaló la CE.

Bruselas subrayó que la apertura de una investigación en profundidad no prejuzga su resultado. "Los datos de la actividad de vendedores terceros no deberían usarse en beneficio de Amazon cuando actúa como un competidor de esos vendedores. Las condiciones de competencia en la plataforma Amazon también debe ser justas", declaró en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Amazon, en desacuerdo con la acusación de Bruselas

Por su parte, la multinacional estadounidense ha respondido a las declaraciones de la Comisión Europea. "Estamos en desacuerdo con las afirmaciones preliminares de la CE y continuaremos haciendo todo lo posible para asegurarnos de que ésta cuenta con la información necesaria para tener una comprensión precisa de los hechos", aseguró la firma en un comunicado.

Amazon indicó que representa "menos del 1% del mercado minorista mundial" y que en todos los países en los que opera se encuentra con minoristas "de mayor tamaño que nosotros".

"Ninguna empresa se preocupa más por las pequeñas empresas o ha hecho más para apoyarlas en las últimas dos décadas que Amazon. Hay más de 150.000 empresas europeas vendiendo a través de nuestras tiendas, generando decenas de miles de millones de euros en ingresos anualmente y empleando a miles de personas", subrayó el gigante tecnológico.

Más noticias de Economía