Público
Público

Bruselas mantiene a España dentro del procedimiento de déficit excesivo

La Comisión insta al Gobierno a adoptar medidas para impulsar la contratación indefinida  y un mayor control del gasto público

El comisario europeo de Asuntos Económicos de la Unión Europea (UE), Pierre Moscovici, ofrece una rueda de prensa para presentar el Semestre Europeo en Bruselas (Bélgica). EFE/Olivier Hoslet

AGENCIAS

La Comisión Europea dijo el lunes que quiere poner fin al proceso disciplinario por déficit excesivo abierto a Portugal y Croacia dada la mejora de sus finanzas, pero mantuvo a España dentro del mecanismo para reequilibrar las cuentas públicas. La decisión de la Comisión sobre Portugal y Croacia tendrá que ser respaldada por los ministros de Finanzas de la UE a lo largo de este año.

Según Bruselas, los países de la zona euro han mejorado su situación fiscal, una señal de la creciente estabilidad financiera del bloque, pero Francia y España aún están por encima del límite de déficit que establecen las normas de la UE e Italia aún afronta retos "urgentes".

La revisión se produce en un informe periódico que el Ejecutivo de la UE publica cada primavera para recomendar reformas económicas a los 28 estados que componen la UE y adoptar medidas disciplinarias contra aquellos cuyas posiciones fiscales estén desequilibradas.

La zona euro, compuesta por 19 países, redujo su déficit presupuestario total a un 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2016. Se prevé que caiga más este año y el próximo, muy por debajo del límite del 3% que requieren las normas de la UE. La UE en su conjunto registró un déficit de un 1,7% el año pasado, que también se prevé que baje.

Sin embargo, la recuperación económica y las mejoras presupuestarias estaban "descompensadas", dijo el Comisario de Economía, Pierre Moscovici.

Francia, la segunda mayor economía de la zona euro, continúa con un proceso abierto por déficit excesivo, al superar el 3% de su PIB. Se prevé que baje de este umbral este año, pero vuelva a superarlo en 2018, al contrario de las recomendaciones de la UE, a menos que el gobierno del presidente Emmanuel Macron apruebe nuevas reformas económicas en los próximos meses.

Italia tiene una deuda pública muy alta, la segunda mayor después de Grecia, y está incluida en un grupo de países que afrontan "retos urgentes". La Comisión considera que las medidas presupuestarias adicionales adoptadas por Roma en abril son suficientes para mantener las cuentas italianas en línea con las normas europeas este año.

España, Grecia y Reino Unido también mantienen sus expedientes abiertos, dijo la Comisión.

Mejorar la eficiencia del gasto público

Para España, la Comisión recomienda este lunes a España llevar a cabo un análisis "amplio" sobre el gasto público con el objetivo de identificar áreas de mejora para incrementar su eficiencia, al mismo tiempo que ha insistido en la necesidad de garantizar el cumplimiento de la senda fiscal marcada el año pasado, que establece un objetivo de déficit público del 3,1% del PIB este año.

Bruselas recomienda al Gobierno "desarrollar un amplio análisis del gasto con el objetivo de identificar posibles áreas para mejorar la eficiencia del gasto". Del mismo modo, pide asegurar el cumplimiento de los objetivos presupuestarios "incluyendo medidas para fortalecer el marco fiscal y de contratación pública".

Con respecto al mercado laboral, Bruselas insta a España a adoptar medidas para impulsar la contratación indefinida, así como a reforzar la coordinación entre servicios regionales de empleo, servicios sociales y empresarios para "responder mejor a las necesidades de los solicitantes de empleo y los empleadores".

También propone incrementar la "relevancia" en el mercado laboral de la formación universitaria y hacer frente a las diferencias de los resultados educativos entre comunidades autónomas, a través principalmente de un "fortalecimiento" del la formación de profesores y del apoyo a estudiantes individuales.

Además, las recomendaciones dirigidas a España recogen la necesidad de "abordar las disparidades regionales y la fragmentación" de los regímenes de renta mínima en el país y de mejorar el apoyo a las familias, incluyendo el acceso a una atención infantil de calidad.

La última de las recomendaciones insta al Ejecutivo español a asegurar una inversión "adecuada y sostenida" en investigación y desarrollo y a garantizar una "profunda y completa implementación de la ley de mercado único".