Público
Público

Caixabank abandona la compra de la portuguesa BPI por la limitación de los derechos de voto

La entidad sopesa vender  su 44% en el banco luso.

El logo del banco BPI en una oficina de Lisboa. REUTERS

AGENCIAS

MADRID.-  Caixabank ha anunciado  que renuncia a la presentación de su oferta de compra sobre el 55,9% que no controlaba en el banco portugués BPI. La entidad catalana dijo que desistía de su OPA tras un revés a sus aspiraciones en la junta de accionistas de la entidad lusa celebrada el miércoles que rehusó levantar la limitación en los derechos de voto. A pesar de tener Caixabank una participación del 44,1%  en BPI tiene  limitados sus derechos de voto al 20%.

La OPA estaba condicionada a que CaixaBank superara el 50% del capital de BPI (ofrecía un precio 1,329 euros por acción, que serían abonados en metálico) y a la supresión en los estatutos de la entidad de la limitación del 20% de los derechos de voto. La entidad catalana consideraba fundamental que su capacidad de voto en el banco portugués estuviera en proporción a su participación económica.

CaixaBank dijo el jueves que iniciará a partir de este momento una fase de análisis de las alternativas estratégicas disponibles respecto de su participación en BPI, teniendo en cuenta los objetivos de su Plan Estratégico 2015-2018.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ya había llegado incluso a reconocer en abril que si no salía adelante la oferta sobre BPI una opción era vender su participación en la entidad. Si la entidad catalana se decantase por deshacer completamente su posición en BPI podría ahorrarse entre 55 y 60 puntos básicos en concepto de consumo de capital, lo que ayudaría a cumplir una de las patas de su plan estratégico.

Paralelamente, la entidad catalana ha vendido a Société Générale su participación en Boursorama, que corresponde al 20,5% del capital y los derechos de voto de la compañía, por un importe total de 218,5 millones de euros. Una vez se complete esta adquisición, que forma parte de la estrategia de Société Génerale para desarrollar la banca digital, el grupo francés se convertirá en el único accionista de Boursorama. 

Esta operación finaliza la alianza entre el Grupo Société Générale y Caixabank, que comenzó en 2006 tras la venta de CaixaBank Francia a Boursorama.  Además, la entidad presidida por Isidro Fainé ha vendido a Boursorama su participación total en Self Trade Bank. El importe total de la operación asciende a 33 millones de euros.

Según Caixabank, ambas transacciones le generan plusvalías después de impuestos de 38 millones, que  tendrán un impacto en los ratios de capital de la entidad de  alrededor de 20 puntos básicos.

Más noticias de Economía