Público
Público

CaixaBank descarta "cambios drásticos" en su red aunque concentrará oficinas

El beneficio del banco en el primer semestre baja casi un 10% por la presión en el margen de intereses

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, durante la rueda de prensa en la que ha presentado los resultados de la entidad correspondientes al primer semestre de 2016. EFE/Alejandro García

BARCELONA.- El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado este viernes que la entidad no prevé "cambios drásticos" en su red de oficinas, aunque ha señalado que está inmersa en un proceso de concentración de oficinas en núcleos urbanos. "El camino que hemos elegido es de no hacer cambios drásticos", ha afirmado en rueda de prensa, argumentando que este tipo de cambios no son positivos para el negocio de banca minorista y suelen indicar un error previo.

Ha remarcado que la red de oficinas es "absolutamente clave" para su negocio, aunque ha indicado que la tendencia es que aporten un servicio cada vez de más valor añadido y de asesoramiento y que se está impulsando un tipo de oficina más grande, lo que supone una concentración.

Ha concretado que unas 500 oficinas "se van a convertir en 200" a finales de 2017, lo que ha señalado que es una reducción muy importante de la red pero que no se hace pensando en la cuenta de resultados sino en los clientes.

Al ser preguntado sobre el plan de bajas incentivadas, ha afirmado que la negociación está abierta y que la entidad "busca y espera" llegar a un acuerdo con los sindicatos para ofrecer una vía de salida voluntaria a los trabajadores de zonas donde hay excedentes de plantilla. "La negociación está abierta y confío en que lleguemos relativamente pronto a buen término", ha añadido.

Gonzalo Gortázar ha presentado los resultados de la entidad hasta junio.  CaixaBank redujo su beneficio atribuible del primer semestre un 9,9%, golpeado por un estrechamiento de su margen de intereses en un contexto de tipos en mínimos históricos y un endurecimiento de la competencia en España. El beneficio neto del tercer mayor banco de España por capitalización bursátil se situó en 638 millones.

El margen de intereses, que mide la diferencia entre el coste de financiación y lo que ingresa por prestar, cayó un 10,1%, hasta los 2.041 millones. La entidad dijo que cerró el primer semestre con un ratio de capital Tier 1 totalmente anticipado del 11,5%.