Público
Público

Calviño abre la puerta a prorrogar el plazo de privatización de Bankia más allá de 2019

La ministra de Economía  no descarta la posibilidad de vender a fondos de inversión la participación del Estado en el banco nacionalizado, superior al 60%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante la conferencia que ofreció en un desayuno informativo, en Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha dejado abierta la posibilidad de prorrogar el plazo de privatización de Bankia más allá de 2019, dado que la situación actual del mercado no aconseja tomar la decisión de vender.

En un desayuno informativo en Madrid, la ministra ha señalado que esa ampliación por encima de diciembre de 2019, que es el plazo que tiene actualmente establecido el Gobierno para la venta de la entidad, es "una posibilidad que nos podemos plantear" en función de cómo evolucione el mercado.

La ministra ha eludido fijar un objetivo de precio por acción para la venta "porque no es lo mismo vender un paquete del 7% que vender una participación de control", pero, en todo caso, "ahora no es el momento" porque el objetivo del Gobierno es maximizar la recuperación de las ayudas.

Además, la ministra tampoco ha rechazado la posibilidad de vender a fondos de inversión la participación del Estado en Bankia, superior al 60%: "No hemos descartado nada", ha dicho.

"De momento, el valor y la situación del mercado no nos dan razones para tomar esta decisión en la coyuntura actual, pero cuando se privatice habrá un elemento de recuperación de ayudas", ha asegurado.

El Banco de España cifra en 14.000 millones de euros el importe recuperable de ayudas destinadas al sector financiero, frente a los 63.000 millones que se concedieron en el marco de la crisis financiera.

Según Calviño, lo ideal sería poder recuperar la totalidad de las ayudas que se dieron, pero ha destacado que el objetivo de la concesión no fue salvar a los accionistas, que acabaron perdiendo sus inversiones, sino garantizar la estabilidad del sector financiero, por lo que el objetivo prioritario será que el sector "funcione bien" y siga canalizando el crédito.

El Estado inyectó 22.424 millones de euros en 2013 para reflotar Bankia, de los que el Estado ha recuperado ya 2.864 millones de euros (el 12,77% del total) con la venta de sendos paquetes del 7,5% y el 7% en 2014 y en 2017, más 741 millones pagados en dividendos, a los que el banco añade cerca de 5.000 millones devueltos a preferentistas y minoristas de la salida a bolsa del 2011.