Público
Público

Caso Bandenia La Audiencia Nacional investiga a Caixabank, Ibercaja e ING por blanqueo de capitales

El juez De la Mata abre una pieza separada del 'caso Bandenia' para investigar un posible delito de blanqueo, y si permitieron que esta sociedad ejecutara miles de operaciones sospechosas a través de decenas de cuentas que tenía abiertas en ellas.

El logo de Ibercaja, en su sede en Zaragoza. EFE

efe

El titular del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha decidido investigar a Caixabank, Ibercaja e ING por un posible delito de blanqueo de capitales e incumplimiento sistemático de la legislación vigente en materia de prevención.

El magistrado ha abierto una pieza separada, denominada 'Bandenia blanqueo', de un procedimiento que investigaba si el chiringuito financiero Bandenia Banca Privada blanqueó durante años dinero procedente del narcotráfico o de la prostitución.

Ahora, el magistrado se centra en investigar si estas tres entidades financieras, junto con Bandenia Banca Privada y su sucursal en España, están implicadas en el blanqueo de capitales, y si permitieron que esta sociedad ejecutara miles de operaciones sospechosas a través de decenas de cuentas que tenía abiertas en ellas.

En el auto, que lleva fecha de este jueves, se explica que el mecanismo utilizado por Bandenia consistía en la apertura de cuentas ómnibus en diversas entidades financieras, junto con la emisión de garantías bancarias y la concesión de préstamos para justificar los movimientos.

Mediante esta operativa, los fondos se enviaban a bancos o sociedades extraterritoriales u off shore, ubicados en lugares donde el secreto bancario y societario es suficientemente fuerte como para que se pierda la trazabilidad de dinero.

El chiringuito financiero Bandenia habría canalizado los fondos a través de decenas de cuentas que tenía abiertas en los tres bancos

Entre los conceptos que se emplean para justificar pagos figuran "remuneración de trabajadores", pago de facturas", y otros similares que la propia entidad anulaba después, reintegrando el importe a la cuenta matriz de Bandenia. Esta sociedad, prosigue el auto, habría actuado como banco pantalla, figura que no contempla la normativa española ni comunitaria.

Por lo que respecta al papel desempeñado por los tres bancos, el auto explica que en cuanto a Caixabank e Ibercaja se detecta un volumen muy importante de movimientos de elevada cuantía, de modo continuo durante el tiempo en el que las cuentas estuvieron activas.

Se observan, prosigue el auto, movimientos con origen y destino en países -Panmá, Suiza, Hong Kong-, con una fuerte tradición de secreto bancario, sin que haya certidumbre sobre el origen de los fondos. De ING, el auto destaca una fuerte presencia de ingresos de origen desconocido, con ingresos en efectivo con importes "redondos" que inmediatamente eran transferidos a otras cuentas con gran rapidez.

Si bien Caixabank realizó una comunicación por indicio sobre titulares de cuentas cuya operativa era nula o testimonial, ING e Ibercaja no informaron nunca sobre entidades del grupo Bandenia ni de las personas relacionadas con él.

Diez procesados por el caso Bandenia

de la Mata ha procesado a diez personas por su participación en el chiringuito financiero conocido como Bandenia y ha dejado fuera de la causa al abogado Cándido Conde-Pumpido, hijo del ex fiscal general del Estado del mismo nombre.

En un auto, el magistrado archiva la causa respecto a otras cuatro personas y propone juzgar a una decena, entre ellas José Miguel Artiles, que ejercía el control de Bandenia, un banco pantalla dedicado al movimiento internacional de divisas que no estaba registrado como entidad y que se dedicaba a ocultar al fisco a los verdaderos titulares de los capitales.

El juez atribuye a estas personas los delitos de organización criminal, falsedad continuada, estafa continuada, blanqueo, insolvencia punible y fraude fiscal. Tras este auto de paso a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento), las acusaciones tienen ahora 10 días para presentar sus escritos de acusación, tras lo que se abriría juicio oral.

Más noticias de Economía