Público
Público

Precariedad laboral CCOO y UGT firman un preacuerdo de convenio colectivo para los teleoperadores

Los dos sindicatos mayoritarios del sector pactan con la patronal ligeras subidas salariales en un convenio que duraría hasta 2019. CGT rechaza el preacuerdo porque "eterniza la precariedad" de uno de los sectores más castigados

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

Cabecera de la manifestación en Madrid de los trabajadores de 'contact center', en la que participaron Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Alberto Garzón. E.P.

Los trabajadores del contact center, antiguo telemárketing, están más cerca de tener convenio colectivo tras 28 meses de negociaciones, movilizaciones y huelgas. Los sindicatos CCOO y UGT han firmado este viernes un preacuerdo con la patronal, la Asociación de Contact Center Española (ACE), perteneciente a la CEOE, para un nuevo convenio que se extendería hasta 2019, según han informado fuentes sindicales

El de los teleoperadores es uno de los sectores más precarios del mercado laboral español, con salarios de unos 700 euros mensuales, y llevaba desde 2014 con un antiguo convenio que se seguía aplicando en ultraactividad, al no haber acuerdo para redactar uno nuevo. Aunque no han conseguido incluir las reivindicaciones con las que se movilizaron durante el paso año, fuentes de UGT aseguran que se han logrado mantener todos los derechos pese a la intención de la ACE de recortarlos y que se han logrado avances. No obstante, la subida salarial que reclamaban inicialmente dista bastante de lo acordado, aunque es una subida al fin y al cabo. Sin embargo, CGT rechaza el preacuerdo porque "eterniza la precariedad en el sector", que era lo que se intentaba solucionar mediante la movilización. CIG, otros sindicato presente en la negociación, tampoco lo ha firmado.

Subida salarial escasa

En concreto, el sueldo no subirá nada en 2015 ni en 2016 (años ya vencidos si un acuerdo), aumentará en 2017 el IPC de 2016, un 1,6%, mientras que acuerdan una subida salarial para 2018 y 2019 del IPC relativo a los años anteriores, asegurándose un mínimo del 0,6% al que añadirían un 0,5% habitual. Es decir, si el IPC no subiera, los sueldos sería un 1,1% más altos. "Hemos asegurado una subida superior a la IPC", resume Carlos Prieto, de UGT. Sin embargo, desde CGT afirman que, realmente se ha firmado un "auténtico chollo salarial para la patronal", porque se ahorran corregir el 5% de pérdida de poder adquisitivo que introdujo el anterior convenio y que criticaban también CCOO y UGT durante las movilizaciones. Al mismo tiempo, lamenta CGT,  "les han salido gratis los dos años que han estado retrasando la negociación de este nuevo convenio", porque no se suben los sueldos de 2015 ty 2016

Prieto destaca que han conseguido que todos los contratados por obra y servicio pasen a disfrutar un contrato indefinido progresivamente, que se duplicarán los turnos de descanso para mujeres embarazadas a partir de la semana 22 de gestación y que se introducirán dos nuevos turnos de trabajo: uno de 9:00 horas a 18:00 horas y de 12:00 horas a 21:00 horas; algo que vendría a paliar gran parte de las jornadas parciales y los turnos partidos, dos de los problemas más denunciados por los trabajadores.

Sin subrogación

No han conseguido garantizar la subrogación de todos los trabajadores cuando se termina el contrato con una empresa cliente de la compañía de contact center, pero sí que se establezca una bolsa de trabajo de la nueva empresa con una duración máxima de doce meses para todos los trabajadores y trabajadoras adscritos a la campaña o al servicio. Esta bolsa tendrá prioridad sobre nuevas contrataciones, explican.

También celebran que el límite máximo de trabajo sin descanso semanal baje de once días a ocho, algo que critica CGT, porque el convenio anterior también establecía que tras siete día de trabajo correspondía uno de descanso. "Eso se ha perdido", lamentan.

Para CGT, se trata de una "serie de mejoras cosméticas, que en muchos casos obedecen a la propia dinámica del sector sin ningún esfuerzo real de la patronal, o que ya venían siendo una realidad en muchas empresas de telemarketing". En otros casos, se trata de medida ya ya habían sido ofertadas la patronal antes del ciclo de movilizaciones conjuntas de los sindicatos y que habían sido rechazadas incluso por CCOO y UGT, apunta CGT.

Tampoco se ha conseguido la eliminación del actual artículo 17 del convenio, por el que se puede despedir a trabajadores sin ninguna garantía y por 12 días de indemnización por año trabajado como máximo en caso de caída en las llamadas recibidas, ni una regulación especial para la contratación de empresas multiservicios o por empresas de trabajo temporal, con condiciones peores a las de los trabajadores en plantilla de las empresas de contact center.

Ahora queda que las organizaciones sindicales firmante y la patronal ratifiquen este preacuerdo, algo que, según fuentes sindicales, podría suceder en abril.