Público
Público

Brecha salarial Las consecuencias de ser madre: ganan un 37% menos de salario que ellos

La desigualdad es casi inexistente entre personas solteras y sin hijos en España. Sin embargo, este dato cambia cuando llega la maternidad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una madre cuida de su bebé en una foto de archivo. / AFP

"Las mujeres en todo el mundo ganan de promedio al mes un 20 por ciento menos que los hombres por trabajos de igual valor" según la Organización Internacional del Trabajo. En nuestro país, la brecha salarial esta cifra se sitúa en un 11,5% en el conjunto del mercado laboral. Sin embargo si nos centramos en los salarios de madres y padres la diferencia supera el 37%.

La brecha salarial en nuestro país está por debajo de la media de la OCDE, pero muy alejado de "Grecia, Bélgica, Eslovaquia, Italia, Dinamarca, Noruega, Nueva Zelanda, Hungría, Francia e Islandia", que tienen una tasa inferior al 10%, según un informe de Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas)

Sin embargo, la desigualdad es casi inexistente entre personas solteras y sin hijos (0,8%) en España. Este dato cambia cuando llega la maternidad: la diferencia entre salarios de mujeres y hombres que tienen un hijo está en un 37,5% .

La disparidad salarial entre hombres y mujeres al tener un hijo se acentúa en Europa. El ranking europeo, liderado por Alemania o Austria (superan el 100% de diferencia), presenta una media del 61% de diferencia salarial.

Esto es una consecuencia clara de que "las madres son las principales personas implicadas en el cuidado de los hijos durante sus primeros años. La mayor dedicación afecta lógicamente a los comportamientos laborales", tal y como señala el informe de Funcas.

Además, esta desigualdad se traduce también en la segregación sectorial: "Las carreras en las que las mujeres son mayoría tienen menor prestigio social, ya sea en términos de posición, liderazgo, acceso al poder o retribución salarial, que las que ocupan mayoritariamente los hombres". La cuestión, según el estudio, está ligada a la "existencia de creencias sexistas respecto a las capacidades y competencias que los hombres y las mujeres deben poseer para desarrollar determinadas actividades académicas en sus trayectorias personales".

Aunque, no todos los datos son negativos. El informe Brechas de género apunta que "la práctica de abandonar el mercado de trabajo, coincidiendo con la edad de maternidad, tiende a desaparecer". Según los investigadores, las mujeres se han incorporado masivamente al mercado laboral y ya existe igualdad en el acceso a la educación, aunque quedan muchos retos para combatir la desigualdad de género. Para Funcas, uno de los desafíos más importantes es "superar la segregación sectorial educativa".