Público
Público

Consejo de Ministros El aplazamiento de impuestos al 20 de mayo facilitará a pymes y autónomos 3.558 millones de liquidez

Los economistas celebran la moratoria de las liquidaciones tributarias pero creen que se queda "muy corta".

La ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. E.P.
La ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. E.P.

AGENCIAS

El Consejo de Ministros aprobó este martes una moratoria que permitirá que los trabajadores autónomos y las pymes con una facturación de hasta 600.000 euros aplacen al 20 de mayo el pago de impuestos del primer trimestre que estaba previsto para el 20 de abril.

Así lo señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien explicó que la moratoria beneficiará a alrededor de 3,4 millones de estos contribuyentes, el 95%, y tendrá un impacto positivo de 3.558 millones de euros en su liquidez.

De esta forma, la medida dará un mes más a autónomos y pymes para presentar la liquidación del IVA correspondiente al primer trimestre del año, así como los pagos fraccionados de IRPF e Impuesto de Sociedades. En el caso de las declaraciones domiciliadas el plazo se amplía del 15 de abril al 15 de mayo.

Asimismo, tal y como ya había anunciado la propia Montero tras el anterior Consejo de Ministros, Montero señaló que el Ejecutivo trabaja para aprobar "en breve" que autónomos y pymes puedan renunciar temporalmente al sistema de módulos y tributar por el sistema de estimación directa.

La medida se dirige a pymes y autónomos que facturen menos de 600.000 euros y se facilitará la declaración por estimación directa

Además, la ministra recordó que esta medida se suma a la ya aprobada al inicio de la emergencia sanitaria, cuando el Ejecutivo aprobó un real decreto ley para permitir a empresas y autónomos el aplazamiento de deudas tributarias de hasta 30.000 euros durante seis meses, sin intereses en los tres primeros.

Por su parte, el Consejo General de Economistas (CGE) celebró la moratoria para las liquidaciones tributarias del primer trimestre aprobada este martes por el Consejo de Ministros, si bien considera que se queda "muy corta" por su "restrictiva" aplicación y lamentan que se haya aplazado la posibilidad de que los autónomos renuncien al sistema de módulos y realicen el pago fraccionado por estimación directa.

El presidente del CGE, Valentín Pich, cree que aunque la medida del aplazamiento es "meritoria" por el contexto actual de crisis del Covid-19, tiene un alcance "limitado", ya que muchas de las empresas que este lunes reanudaron "a duras penas" su actividad no van a poder beneficiarse de esta ventaja, que se trata de "una simple moratoria de un mes y no una condonación".

Además, los economistas lamentan se hayan pospuesto otras medidas no aprobadas en el Consejo de Ministros de este martes, reclamadas por el CGE y anunciadas por la ministra de hacienda, como por ejemplo las relativas a empresarios en módulos y al cálculo del pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades (la posibilidad de que las empresas que los calculan en función de la cuota de la última declaración presentada, puedan hacerlo en función de la base imponible del primer trimestre).

Más noticias de Economía