Público
Público

Convenios colectivos Los salarios mejoran menos de lo pactado por patronal y sindicatos

Los convenios de empresa recogen subidas del 1,6%, frente al 2% previsto en el acuerdo marco para la negociación colectiva, y van camino de volver a perder poder adquisitivo

Publicidad
Media: 1
Votos: 3

Patronal y sindicatos firman en la sede del CES el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020. EFE

El Ministero de Trabajo tenía registrados, a finales de octubre, 3.221 convenios colectivos con efectos económicos en 2018. La subida salarial media ascendía al 1,69%, la más alta desde que en 2012 entró en vigor la reforma laboral del PP, que debilitó sustancialmente a los trabajadores en su relación con las empresas.

De los 3.221 convenios vigentes el mes pasado, 993 habían sido firmados este mismo año. En su caso, el aumento retributivo era del 1,95%, cerca de la recomendación recogida en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), suscrito en junio por la patronal y los sindicatos mayoritarios (el 2%).

Sin embargo, los datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo muestran una clara diferencia entre las subidas previstas en los convenios de empresa y en los de ámbito superior (sectorial o territorial), donde los representantes de los trabajadores suelen tener más capacidad de presión.

Estos últimos recogían hasta finales de octubre una mejora salarial media del 1,97%, muy por encima del 1,60% de los convenios de empresa, lo que refleja también las dificultades de la patronal para que sus compromisos sean asumidos por una parte importante de aquellos a quienes teóricamente representa.

De hecho, la firma del IV AENC no influyó demasiado en la negociación colectiva posterior, pues hasta mayo las subidas habían sido apenas unas décimas más bajas: el 1,58% en el caso de los convenios de empresa y el 1,96% en los de ámbito superior.

De todas formas, la información que consta en los registros del Ministerio de Trabajo apunta a que, aunque los salarios hayan empezado a recuperarse de la reforma laboral, en 2018 van a perder poder adquisitivo de nuevo.

Básicamente como consecuencia de la escalada del petróleo, la inflación está en su nivel más alto desde 2012, con un Índice de Precios al Consumo (IPC) en tasa anual que en octubre era de 2,3%, según el avance proporcionado a finales de ese mes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La información que obra en poder del Ministerio de Trabajo no hace referencia alguna al 1% de incremento adicional de los salarios, de carácter variable, vinculado a factores como la productividad y la flexibilidad, que fue incluido en el IV AENC a propuesta de los empresarios.