Público
Público

El Corte Inglés El Corte Inglés facturó 15.500 millones de euros en 2016 y su benefició creció un 2,4% 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Un centro de El Corte Inglés en Madrid.

El Corte Inglés volvió a vender más y a ganar más dinero en 2016. La empresa de los grandes almacenes por antonomasia en España elevó sus ventas el año pasado por encima de los 15.000 millones de euros, en concreto hasta los 15.504 millones de euros. La cifra es un 2% superior a la de 2015 y confirma un crecimiento sostenido de las ventas durante los últimos cuatro años. Con esas cifras, El Corte Inglés ocupa el primer puesto por facturación en el ranking de los grandes almacenes europeos y el cuarto del mundo.

El beneficio neto del gigante español de la distribución creció en consonancia con las ventas: un 2,4% hasta alcanzar los 162 millones, apenas cuatro más que en el ejercicio anterior. Sin embargo, los ejecutivos que presentaron los resultados económicos a la prensa incidieron en que los beneficios no pudieron crecer más dado que se destinaron 178 millones de euros al plan de bajas por el que salieron 1.344 personas de la empresa.

Este último dato no debe empañar lo que según sus responsables ha sido un gran año para El Corte Inglés. Es verdad que estas cifras están aún lejos de las que había antes de la crisis, pero no es menor cierto que la tendencia de los últimos tres ejercicios es la de la consolidación. El EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones), principal indicador del negocio, se situó en 2016 en los 981 millones de euros y creció en un 7,5% con respecto al último ejercicio. Lo mismo puede decirse del EBIT (Beneficios antes de intereses e impuestos), que creció un 6,8%, hasta los 320 millones en 2016.

"La solidez de los resultados garantiza el crecimiento para los próximos años y permite que el Grupo El Corte Inglés mantenga su posición de liderazgo", fue la principal conclusión que quisieron trasladar los ejecutivos encargados de presentar los resultados económicos.

Y es que todo parece funcionar en El Corte Inglés. Todo va tan bien que la principal novedad es la fusión societaria de entre El Corte Inglés e Hipercor, algo que se lleva planeando meses. "Esta fusión se realiza para mejorar la oferta comercial y dar un mejor servicio al cliente. Lo que queremos tener es un mejor ordenamiento de la oferta y crear sinergias comerciales", explicaron los directivos.

Por lo demás, sin novedad en el frente. Todas las líneas de negocio presentan beneficios; 676 millones de personas visitaron algún establecimiento del grupo en 2016, lo que indica un aumento de la actividad comercial; gana cuota de mercado frente al comercio minorista (éste último creció un 2,6% frente al 2,8% del gigante de la distribución) y lo que es más importante: en 2016 el negocio online siguió creciendo de manera notable.

"La solidez de los resultados garantiza el crecimiento para los próximos años y permite que el Grupo El Corte Inglés mantenga su posición de liderazgo", dicen los directivos

Las ventas por Internet es la última gran apuesta de El Corte inglés. El negocio online se disparó en 2016 con un 60% más de pedidos, un 40% más de facturación y un 25% más de tráfico en la web. De hecho, durante el ejercicio 2016, el Grupo El Corte Inglés firmó un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 116 millones de euros destinados a impulsar los procesos de I+D+i en los que se encuentra inmerso la compañía.

En cuanto a la evolución de las líneas de negocio, el gran almacén sigue siendo el principal formato comercial del Grupo, con una cifra de negocios de 9.716,72 millones de euros, el 62,7% de la facturación total. El Ebitda del gran almacén superó los 652,2 millones de euros, un 20,6% más que el ejercicio precedente.

Todos estos datos permiten a los directivos presumir de la "solidez patrimonial" de El Corte Inglés. Tanto es así que en el último ejercicio el gigante español de la distribución aumentó sus fondos propios en 25 millones de euros hasta alcanzar los 9.917 millones de euros. Repartirá un dividendo de 50 millones de euros y destinará más de 71 millones a reservas voluntarias.

En cuanto a la financiación, la deuda se mantiene en los niveles del año anterior, en torno a los 3.800 millones de euros. De ese total, se deben 1.718 millones a los bancos. Los responsables de El Corte Inglés, sin embargo, no parecen preocupados: “Nos sentimos cómodos con la deuda”, afirman. Desde hace un tiempo El Corte Inglés está recurriendo a otros instrumentos de financiación como la emisión de pagarés en el mercado de Renta Fija, donde ya ha emitido más de 973 millones de euros en pagarés con vencimiento inferior a tres meses y una reducción del coste medio del 31%. “Estamos muy satisfechos con la evolución de nuestros pagarés en el este mercado de renta fija, así que seguiremos con ello”, afirmaron los directivos. Por si eso fuera poco, al menos el coste medio de la deuda se ha reducido: los costes financieros disminuyeron en 61 millones de euros en 2016.

Pero lo mejor para los directivos es que las perspectivas para 2017 son mejores que las 2016: "En 2017 las cosas van razonablemente bien y se van a mejorar los resultados. Para sus responsables, clave de esos buenos resultados es la fusión de El Corte Inglés e Hipercor aprobada este domingo en la Junta de Accionistas. Según ellos, esa fusión contribuirá a una significativa mejora del negocio como ya adelantan los datos del primer semestre de este año 2017.