Público
Público

La crisis de la lira turca le cuesta a BBVA cerca de 4.000 millones de su valor en Bolsa

La banca española, la más expuesta a Turquía, según el Banco de Pagos Internacionales

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Detalle de la sede de BBVA en la zona norte de Madrid. REUTERS/Juan Medina

La crisis en los mercados provocada por el desplome de la lira turca tiene al banco BBVA entre sus principales víctimas. Los mercados están castigando especialmente a los bancos con un importante presencia en Turquía, y uno de ellos es la entidad vasca, que controla Garanti Bank, el segundo banco del páis.

BBVA acumula seis sesiones consecutivas de descensos en bolsa, y sus acciones suman un descenso de un diez por ciento, para moverse en niveles de octubre de 2016. Este lunes se ha dejado un 3,22%, hasta situarse en un precio de 5,45 euros por acción.

Esta racha de caídas supone un recorte de 3.887 millones de euros en su capitalización bursátil (el valor según su cotización en el mercado), la mayor parte de ellos en la dos últimas sesiones (1.213 millones este lunes, y 2.047 millones el pasado viernes).

En lo que va de año, los títulos del banco presidido por Francisco González se han depreciado un 23% (ha perdido casi once mil millones de su valor en Bolsa).

BBVA controla un 49,85% del capital de Garanti (entró en el país otomano en marzo de 2011) con un valor en libros de 4.400 millones de euros. La entidad turca representa en torno a un 10,8% de los activos totales del grupo financiero español. Y aporta en torno al 11% de los beneficios del banco vasco. Además, la entidad de Francisco González tiene en Turquía alrededor de 45.000 millones de euros en créditos concedidos (un 14% de su cartera total), y una cartera de deuda soberana turca de unos 9.682 millones .

Además de BBVA, otras entidades europeas como la italiana UniCredit, la francesa BNP Paribas, o la holandesa ING, tienen una importante presencia en Turquía. La semana pasada, Financial Times señaló que el BCE había mostrado su preocupación por la exposición de las entidades de la Eurozona (especialmente las cuatro antes mencionadas) a la economía turca.

Los bancos españoles son los que registran una mayor exposición a Turquía, con 80.898 millones de dólares (70.848 millones de euros), cifra que representa el 36,2% de la exposición de la banca internacional al país otomano, según los datos del Banco de Pagos Internacional (BIS por su sigla en inglés).

Según los registros del banco del BIS, la exposición de la banca española a Turquía es con diferencia la mayor entre los acreedores del país otomano, ya que los bancos franceses aparecen en segunda posición con un riesgo de 35.145 millones de dólares (30.826 millones de euros), mientras que la banca italiana es la tercera más expuesta a Turquía, con 18.489 millones de dólares (16.213 millones de euros).