Público
Público

El Mundo David Jiménez dice que lo destituyeron de 'El Mundo' por presiones políticas del Gobierno

El exdirector del diario asegura que hubo "una operación para domesticar el periódico más incómodo para el poder".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El periodista y exdirector de 'El Mundo' David Jiménez./ EP

El exdirector de El Mundo David Jiménez asegura en una entrevista que fue destituido por presiones políticas del Gobierno. "Uno es libre de creer en Papá Noel y en que cuatro directores fueron despedidos en tres años por casualidad, que no se debe a ninguna presión política", relata a ethic. "No es que lo piense, es que lo sé y estoy absolutamente convencido de que ha habido una operación para intentar domesticar el periódico que ha sido, en los últimos 27 años, el más incómodo para el poder".

El exdirector de 'El Mundo' acusa a la secretaria de Estado de Comunicación de "colocar a unos periodistas y echar a otros desde su despacho"

Jiménez, quien afirma que no hay precedentes similares en otro gran diario, acusa directamente a la secretaria de Estado de Comunicación de haber sido la responsable de "algunas de las presiones más grandes a los medios", al tiempo que el Ministerio del Interior condecoraba Francisco Marhuenda, director de La Razón, algo que a su juicio sería "un escándalo en cualquier país con algo de dignidad periodística".

"Desde su despacho, ha decidido colocar a unos periodistas y echar a otros, y ha decidido una política de comunicación con ruedas de prensa sin preguntas", explica Jiménez respecto a la secretaria de Estado Carmen Martínez Castro. "Que el Gobierno pueda decidir con una llamada de teléfono el despido de un periodista… Eso debería ocurrir solo en repúblicas bananeras".

"Que el Gobierno pueda decidir con una llamada de teléfono el despido de un periodista… Eso sólo debería ocurrir en repúblicas bananeras"

El excorresponsal en Asia y exdirector de El Mundo, quien aboga por una "regeneración del oficio" que considera "vital", también acusa a la cúpula del diario de ceder a las presiones del Gobierno: "Lo triste, para mí, es que quienes quieren controlarlo han encontrado un aliado dentro de la empresa: el que ha tomado la decisión última de destituirlos ha sido el presidente de Unidad Editorial".

Jiménez, quien demandó a Unidad Editorial por su despido, estima que la crisis de la prensa debilitó a los medios, que se mostraron dóciles con el Gobierno." El poder olió nuestra fragilidad y nosotros no hemos conseguido enfrentarnos con el suficiente coraje a ese desafío. La consecuencia es una prensa en España que, para mí, es probablemente la peor de la Europa desarrollada", concluye.

El periodista, quien después de muchos años regresó de la corresponsalía asiática para dirigir el diario madrileño, ha publicado varios libros (Hijos del Monzón, El botones de Kabul y El lugar más feliz del mundo) y escribe un blog donde reflexiona sobre los avatares del oficio y el futuro del sector.