Público
Público

Desigualdad Radiografía de una ignominia: la brecha salarial, al detalle

Las mujeres ganan menos que los hombres a igualdad de actividad, ocupación, edad, tipo de contrato y cualquiera que sea la comunidad autónoma en que trabajen.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un par de empleadas arreglan el escaparate de una tienda de Málaga. REUTERS/Jon Nazca

La discriminación que sufre la mujer en materia retributiva no es un mito, ni se da sólo en situaciones muy determinadas. Todo lo contrario: según la última Encuesta de Estructura Salarial, corres-pondiente a 2016 y hecha pública este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se trata de un fenómeno generalizado en Espa-ña. Sea cual sea el criterio que elija, siempre aparece.

Los datos de la encuesta son bastante fiables, debido a la amplitud de la muestra (28.500 establecimientos y 220.000 trabajadores). Según sus resultados, los trabajadores varones ganaron el año pasado una media de 25.924,43 euros, pero las mujeres se quedaron muy por debajo: 21.131,41 (un 18,5% menos).

Vistos al detalle, los datos son aún más desoladores.

Por actividad

Las empresas que mejor pagan al conjunto de sus trabajadores son las relacionadas con el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con un salario medio anual de 50.992,09 eu-ros. La diferencia entre lo que ganan los hombres y las mujeres en esta actividad es de casi ocho mil euros: 52.959,98, frente a 44.147,19. Sin embargo la mayor brecha en valores absolutos se da en el sector financiero y de seguros, con más de doce mil euros anuales, seguida del sanitario y los servicios sociales, con más de diez mil.

Por ocupación

La discriminación salarial de la mujer está presente en todos los escalones de las empresas, desde los más bajos hasta los más altos. Entre los peones supera los tres mil euros: 16.754,26, frente a 13.463,67 (un 20%); pero es que entre los directores y gerentes ronda los once mil: 54.142,69, frente a 43.718,01 (el 19,3%). La si-tuación no es mejor cuando se trata, por ejemplo, de lo técnicos y profesionales de la salud y de la enseñanza, donde no hay dife-rencias de cualificación. Las mujeres cobran de media 29.084,27 euros anuales y los hombres, 34.293,42.

Por tramos de edad

Mientras más mayores son los trabajadores, más grandes es la brecha salarial por sexos. De 65 años para arriba, los hombres más que duplican lo que ganan las mujeres (30.412,35, frente a 15.097,24). Pero la distancia entre los jóvenes también es impor-tante, aun cuando se podía suponer que el acceso masivo de la mu-jer a la enseñanza superior en los últimos tiempos la había ate-nuado. Las chicas de entre 25 y 30 años, por ejemplo, tienen un sa-lario medio anual de 14.793,84 euros, mientras que el de los hom-bres de esa edad llega a los 16.906,88.

Por tipo de contrato

Hay brecha también tanto en el caso de quienes tienen un trabajo a tiempo completo, como en el de quienes lo tienen a tiempo parcial, aunque en este último es muy pequeña: 10.737,52 euros anuales los hombres por 10.023,72 las mujeres. Y da igual que el contrato sea a tiempo parcial o indefinido.

Por comunidad autónoma

Ni en una sola el salario medio del colectivo femenino es igual que el del masculino, ni mucho menos superior. Las mayor diferencia se registra en Asturias y Navarra (alrededor de ocho mil euros al año) y la menor, en Baleares y Canarias (unos tres mil). Madrid tiene un salario medio de 29.111,20 euros para los hombres y de 23.371,33 para las mujeres (-19,7%), y Cataluña de 27.572,76 y 21.110,34, respectivamente (-23,5%).