Público
Público

Deutsche Bank recortará más de 7.000 empleos en todo el mundo

El primer banco alemán busca reducir su negocio de banca de inversión global y centrarse en Europa y su mercado doméstico después de tres años consecutivos de pérdidas

El consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, durante la junta de accionistas del banco germani en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Reuters

Deutsche Bank recortará su plantilla global en más de 7.000 personas en el primer gran paso por parte de su nuevo consejero delegado para reducir costes y restablecer la rentabilidad.

El mayor banco de Alemania dijo el jueves que reducirá su plantilla global por debajo de los 90.000 empleados desde los actuales 97.000, inlcuyendo una reducción del 25% del personal encargado de las ventas de renta variable y negociación. La mayor parte de estos empleos está en Nueva York y Londres.

Tras una abrupta reorganización el mes pasado, Deutsche Bank dijo que buscaba reducir su negocio de banca de inversión global y centrarse en Europa y su mercado doméstico después de tres años consecutivos de pérdidas.

"Seguimos comprometidos con nuestra banca corporativa y de inversión y nuestra presencia internacional, somos firmes en eso", dijo el consejero delegado Christian Sewing en un comunicado el jueves.

"Somos la alternativa de Europa en el negocio internacional de los mercados financieros y de capital. Pero debemos concentrarnos en lo que realmente hacemos bien", dijo.

El banco dijo que la mayoría de los recortes tendrá lugar durante este año, aunque no especificó una cifra concreta de reducción de empleos. Una persona conocedora de la situación dijo el miércoles a Reuters que el banco apuntaba a recortar 10.000 empleos.

Asimismo, la entidad indicó que concentrará su actividad en renta variable en soluciones electrónicas y en sus clientes más importantes, mientras reducirá en una cuarta parte el apalancamiento de su negocio Prime Finance, lo que equivale a un ajuste de unos 50.000 millones de euros. Estas medidas permitirán reducir el apalancamiento del negocio de banca corporativa y de inversión de Deutsche Bank en más de 100.000 millones de euros, precisó el banco.

Los detalles de la estrategia del banco, cuyas acciones han caído más de un 31% en lo que va de año, se producen antes de la junta general que se celebra el jueves tras meses de turbulencias para el banco.

El presidente de Deutsche Bank Paul Achleitner sustituyó el mes pasado abruptamente al consejero delegado John Cryan por Sewing entre las quejas de los inversores, que consideraban que la entidad se estaba quedando rezagada en la ejecución de sus planes de cambio.

Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto de 120 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que representa un retroceso del 79,1% en comparación con el resultado correspondiente al mismo periodo del año anterior, mientras los ingresos netos de la entidad entre enero y marzo sumaron un total de 6.976 millones de euros, un 5% menos que un año antes.