Público
Público

Dirección y sindicatos de Ercros pactan 105 despidos por la prohibición europea de usar mercurio para producir cloro

El ajuste de plantilla, que afectará a las plantas de la químioca catalana en Flix, Cardona y Tarragona, es casi la mitad de lo previsto inicialmente

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Entrada de una planta de Ercros. E.P.

La dirección de Ercros y los representantes de los trabajadores han alcanzado este martes un acuerdo sobre el despido de 105 trabajadores distribuidos entre las plantas de Flix (Tarragona), Cardona (Barcelona) y Tarragona.

Finalmente, el número de personas afectadas por los despidos ha quedado en 105 trabajadores, de las cuales 43 pertenecen a la fábrica de Flix, 34 a la de Cardona, y 28 al Complejo de Tarragona. La química catalana calcula que el ajuste de personal tendrá un coste de 11 millones de euros.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta reestructuración de personal viene derivada de la prohibición europea de usar la tecnología de mercurio en el proceso de producción de cloro. Ercros usaba esta tecnología (vetada en Europa para finales de 2017) en dos de sus tres fábricas de cloro y señaló en su día que iba a perder su principal cliente de cloro, el grupo alemán Covestro, por esta prohibición.

Según el plan social que acompaña el acuerdo, todas las personas que vean extinguido su contrato tendrán la oportunidad de ser recolocadas en otros centros del grupo debido a las 149 solicitudes de jubilación parcial voluntaria que ha recibido.

La indemnización básica que percibirán los trabajadores afectados será de 20 días por año trabajado con un máximo de una anualidad, pero el acuerdo contempla un paquete de indemnizaciones adicionales para quienes la aceptación de la oferta de trabajo de Ercros les suponga cambiar de residencia, que puede llegar hasta los 33 días por año trabajado con un máximo de dos años más 14.000 euros.

A los trabajadores que opten por no aceptar la oferta de recolocación, si ésta implica un cambio de residencia, se les abonará un importe adicional en función de la distancia entre el centro ofertado y su centro de trabajo actual, hasta un máximo de 20.000 euros.

Los primeros contratos se extinguirán a partir del próximo 11 de diciembre (que es la fecha en la que debe cesar la actividad de las plantas afectadas por la prohibición) y los últimos el 31 de diciembre de 2019, que es cuando se prevé que finalizará el desmantelamiento de las instalaciones cerradas.

Ercros anunció en enero de 2016 que recortaría su plantilla entre 150 y 200 personas durante 2017 debido a la necesidad de cesar la producción de cloro mediante la tecnología de mercurio a partir de diciembre de 2017 para adaptarse a la normativa europea.

En mayo del año pasado, la compañía química anunció un plan de adaptación a este cambio tecnológico (Plan Act), con una inversión prevista de 53,7 millones hasta 2020 para aumentar la capacidad productiva de las plantas que fabrican cloro con otra tecnología (a través de membranas): una parte de la factoría de Vila-seca y la planta ubicada en Sabiñánigo (Huesca).

La compañía planeaba cerrar la planta de Flix debido al cierre previsto de la planta de Covestro en Vila-seca, que es su principal cliente de cloro, pero en marzo de este año Ercros anunció que había firmado un nuevo contrato por el cual le continuará suministrando cloro más allá de noviembre de 2017, cuando acababa el contrato inicial, lo que asegura la continuidad de la factoría tarraconense.