Público
Público

Los dueños de la gran banca se han embolsado casi 45.000 millones en los últimos seis años

El fondo buitre BlackRock y la familia Botín, entre los principales agraciados por el reparto de dividendos en el sector financiero.

Vista del interior de la Bolsa de Madrid. EFE/ Ana Bornay
Vista del interior de la Bolsa de Madrid. — Ana Bornay / EFE

VICENTE CLAVERO

Los seis principales bancos españoles (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) retribuyeron a sus accionistas con casi 45.000 millones de euros desde el inicio de la recuperación económica en 2014 hasta el estallido de la pandemia a principios de 2020.

Más de la mitad de esa cifra corresponde a uno solo de ellos: el Santander, que durante el mismo periodo de tiempo repartió 22.459 millones.

Desde abril, las entidades no han vuelto a distribuir dividendos, atendiendo a una "recomendación" publicada en marzo por el Banco Central Europeo (BCE), que les instaba a acumular capital en prevención de las eventuales consecuencias de la covid-19 sobre sus balances. Inicialmente, la prohibición llegaba hasta octubre, pero en verano fue ampliada al 1 de enero de 2021, dada la prolongación de la crisis.

Si bien al principio fue recibido sin rechistar por los bancos, en los últimos meses se han levantado diversas voces contra el veto, por considerar que ahuyenta a los inversores.

Desde enero, el valor de mercado de los seis grandes se ha reducido a menos de la mitad (de 129.510 a poco más de 60.000 millones de euros), mientras que la caída del Ibex ha sido del 30%, según datos de la Bolsa de Madrid.

Antes de que entrara en vigor la recomendación del BCE, la mayoría de las entidades tuvieron tiempo de distribuir todo su dividendo ordinario correspondiente al ejercicio de 2019. Santander y CaixaBank, en cambio, decidieron reducirlo a menos de la mitad, alegando razones de prudencia. Bankia anuló el dividendo extraordinario por importe de 2.500 millones de euros que ya había anunciado.

En total, los seis principales bancos españoles repartieron entre sus accionistas 4.663 millones con cargo a los resultados del año pasado, frente a los 7.262 millones de 2018, último ejercicio en que pudieron hacerlo sin que mediara limitación alguna por parte del supervisor. La previsión para 2019 era sobrepasar los 8.000 millones de euros.

Dividendos percibidos por los accionistas significativos de los grandes bancos desde 2014

Desde que España empezó a dejar atrás la recesión en 2014 hasta la primavera de 2020, estas entidades destinaron exactamente 44.354 millones para dividendos, aunque las diferencias entre unas y otras son notables, al haber también una gran disparidad de tamaño.

La mayor de todas (el Santander) distribuyó 22.459 millones de euros a lo largo de esos seis años, mientras la más pequeña (Bankinter) no pasó de los 1.300. Bankia, única bajo control estatal, rondó los 1.800 millones.

El principal perceptor de dividendos de la banca española es la Fundación "la Caixa", actual propietaria del 40% de CaixaBank, que en los últimos seis años se ha embolsado más de 2.000 millones de euros. Le sigue el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dueño del 60,18% de Bankia, con cerca de 1.200 millones de euros, muy lejos todavía de los 22.400 millones que se emplearon en el rescate, aunque se le sumen los más de 2.000 millones obtenidos por la venta de sendos paquetes accionariales del 7,5% en 2014 y del 7% en 2017.

El tercer lugar lo ocupa el controvertido fondo estadounidense de capital riesgo BlackRock, que al cierre de 2019 estaba presente en el capital de Santander (5,08%), BBVA (5,48%), CaixaBank (3,07%), Sabadell (5,21%) y Bankinter (3,65%). Todas estas participaciones le han reportado unos 650 millones de euros desde que en 2015 inició su desembarco, con compras significativas, en el sector financiero. Su más reciente adquisición, en mayo de 2020, ha sido el 4,3% de Bankia.

Detrás de BlackRock figura Jaime Botín, que controla el 22,8% de Bankinter, lo que le ha reportado 297 millones de euros. Sus sobrinos Ana y Javier, presidenta y vocal del consejo de administración del Santander, respectivamente, del que poseen un 0,7%, se han embolsado 156 millones, aparte de las retribuciones que llevan aparejadas sus cargos. Los Botin son la familia que mayor partido saca a la banca.

Tampoco les va mal a la familia Masaveu, que desde 2015 tienen en su poder más del 5% de Bankinter, cuyos dividendos le han proporcionado cerca de 60 millones de euros en estos años.

El resto de los accionistas significativos de la gran banca son en su mayoria fondos de inversión, con participaciones más o menos estables en las entidades, como Invesco, que está o ha estado dentro de CaixaBank y Bankia; Standard Live (Bankinter); Wintrop (Sabadell); Artisan (Bankia) o Norges (Bankia y Sabadell).

Más noticias de Economía