Público
Público

La economía japonesa escapa de la recesión al crecer un 0,4% en el primer trimestre

El efecto del año bisiesto, con un día de trabajo más, ayuda a superar la última caída del PIB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias personas cruzan una calle en el barrio de negocios de Tokio. REUTERS/Thomas Peter

TOKIO.- La economía de Japón se expandió a su mayor ritmo en un año en el primer trimestre, gracias a un alza en el consumo propiciada por el año bisiesto, pero analistas dijeron que el repunte no tiene la fuerza suficiente para disipar las preocupaciones sobre una contracción en el segundo trimestre.

El consumo privado consiguió sólo una débil recuperación respecto a su caída del trimestre previo, por lo que los datos mantienen vivas las expectativas del mercado de que el primer ministro Shinzo Abe retrasará un alza de impuestos prevista para el próximo año, dijeron analistas.

La tercera economía del mundo se expandió a una tasa anualizada de un 1,7% entre enero y marzo (resultado de un crecimiento trimestral el 0,4%, muy por encima de la mediana prevista por el mercado de un avance de un 0,2%), en un repunte tras contraerse un 1,7% en el trimestre anterior, mostraron el miércoles datos de la Oficina del Gabinete.

Muchos analistas dicen que al eliminar el efecto derivado del año bisiesto, la economía esquivó por un estrecho margen una recesión técnica, definida como dos trimestres consecutivos de contracción.

"Al considerar los efectos del día adicional del año bisiesto, que impulsó la tasa de crecimiento según una base de comparación trimestral en 0,3 puntos porcentuales, el crecimiento no es tan sólido como lo muestra el número general", dijo Hidenobu Tokuda, economista de Mizuho Research Institute.

"Los datos del PIB posiblemente presionen a Abe para que decida postergar la prevista alza de impuestos del próximo año y para que aplique medidas adicionales de estimulo fiscal por al menos 5 billones de yenes. También espero que el Banco de Japón flexibilice su política monetaria en julio dado el débil crecimiento y la baja inflación", agregó.

Una clienta paga su compra en una tienda de descuento en Tokio. REUTERS/Yuya Shino

El consumo privado, que representa a un 60% del Producto Interior Bruto (PIB), subió un 0,5%, más que el doble que la mediana de la estimación del mercado, debido a que los hogares aumentaron su gasto en televisores, alimentos y recreación, mostraron los datos. Pero el repunte no compensó la caída de un 0,8 por ciento del trimestre previo.

Tanto la demanda local como la internacional sumaron 0,2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, en parte gracias a un alza de un 0,6% de las exportaciones.