Público
Público

Eroski vuelve a los beneficios mientras negocia una nueva refinanciación de su deuda

El grupo vasco de supermercados gana con 33,2 millones en 2017 y su matriz multiplica por ocho sus resultados

Tienda de Eroski. E.P.

agencias

La cooperativa de distribución Eroski logró volver a beneficios en 2017 tras dejar atrás una etapa de reestructuración del negocio, mientras ha comenzado a negociar con la banca acreedora una nueva refinanciación de su deuda a partir de julio de 2019, dijo el jueves su presidente.

Tras el fuerte desapalancamiento al que se ha sometido en los últimos años, desde 3.800 millones de euros antes de la crisis en 2009, Eroski cerró 2017 con una deuda de 1.600 millones de euros, habiendo amortizado 646 millones desde la última refinanciación en 2015.

"Hemos propuesto a las entidades acreedoras un calendario de reducción de deuda en el siguiente periodo que empieza después de julio de 2019 hasta 2024", dijo el jueves el presidente de Eroski, Agustín Markaide, en un encuentro informativo en Madrid.

Markaide cree que la negociación sobre la deuda será "más simple que las anteriores" y dice que están "cada vez más lejos de dejar de ser una cooperativa"

"Estamos empezando las conversaciones con la deuda que vamos a tener el 31 de julio de 2019 que será menos de 1.600 millones de euros (...) y lo que planteamos es reducir esa deuda en unos 300 millones de euros a partir de la generación de recursos de los negocios del grupo", agregó, descartando la necesidad de efectuar nuevas desinversiones.

"No sé si será complicado negociar 1.500 millones, lo que es cierto es que si hemos hablado de unos 4.000 millones hace unos cuantos años, la situación ahora es bastante más llevadera que la que fue", ha agregado el presidente de Eroski que pretende acordar este desapalancamiento financiero "a un ritmo adecuado a la generación de recursos y las proyecciones de inversión de Eroski".

Markaide ha indicado que tienen de plazo para negociar hasta julio de 2019, que es cuando vence esa deuda de 1.500 millones, aunque se podría alargar, si bien esperan "no consumir todo ese tiempo". Por ello, espera que la negociación "vaya rápido" porque las condiciones para llegar a un acuerdo "son favorables".

Por lo tanto, ha señalado que, cuando se ha planteado a las entidades el siguiente horizonte financiero hasta 2024, lo que "hay encima de la mesa es que lo que hemos dicho lo hemos hecho y que probablemente, según nos dicen ellos, somos la única gran empresa española que ha cumplido escrupulosamente su hoja de ruta". "Esas son condiciones para pronosticar que esta negociación va a ser más simple de las que han sido las anteriores", ha añadido.

El presidente de Eroski ha manifestado que "cada vez están más lejos del escenario" de tener que dejar de ser una cooperativa, una posibilidad que se planteó en la anterior refinanciación de deuda. "Aquello era una previsión para un caso de incumplimiento, pero justo vamos en la dirección contraria paso a paso", ha precisado.

Resultados de 2017

Eroski logró beneficios de 33,2 millones de euros en las cuentas anuales 2017, cerradas a finales de enero de 2018, frente a pérdidas de 22,8 millones en 2016, mientras que la matriz del grupo, Eroski S. Coop, ha logrado unos beneficios de 13 millones, lo que supone multiplicar por más de ocho el del pasado ejercicio, que fue de 1,54 millones.

Las ventas netas bajaron un 7,2% a 4.792,07 millones de euros, aún afectadas por la desinversión de un paquete de hipermercados vendidos a Carrefour y de su división de perfumerías al grupo Douglas, aunque a perímetro constante se mantuvo estable (+0,3 por ciento).

La actividad ordinaria alcanzó un resultado de 137,4 millones de euros,
consecuencia de diferentes proyectos para la mejora de la eficiencia y productividad, tanto en los procesos logísticos como en el propio modelo comercial "contigo" en las tiendas de nueva generación.

Eroski prevé crecer entre un 2% y un 4% en ingresos y entre un 4% y 6% en beneficio en los próximos años, tras centrar su actividad en el norte de España y Baleares y con una fuerte apuesta por los productos sostenibles y en la calidad.

Con una inversión de unos 100 millones de euros anuales, la cooperativa prevé abrir unas 60 tiendas al año y continuar reformando unos 50 establecimientos anuales de su actual red de 1.651 tiendas. Este proceso le está reportando aumentos de al menos el 6% en estos puntos de venta respecto a la situación previa a la renovación. 

En la actualidad, cuentan con 1.651 tiendas, de las que 600 se ajustan a la "nueva generación" de establecimientos con el "modelo Contigo" (31 hipermercados y 570 supermercados), en concreto el 65% de las ventas se realizan en este tipo de tiendas. El pasado año se incorporaron un centenar de tiendas de nueva generación.

En materia de empleo, el grupo tiene en plantilla a 33.000 personas y el pasado año se incorporaron en la cooperativa 377 socios nuevos. Markaide espera que el empleo tenga una "tendencia de crecimiento" porque da por terminada la "destrucción" de puestos de trabajo con la reestructuración realizada.