Público
Público

España cerrará 2019 con su séptimo récord de turismo pese a la desaceleración y las incertidumbres

El Gobierno prevé que el ejercicio termine con 83,4 millones de turistas internacionales(un 0,7% más), que habrán gastado unos 92.000 millones de euros (un 2,7% más).

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, hizo balance de la situación del sector turístico y ofreció las previsiones para el cierre del año, que ha estado marcado por la desaceleración de la actividad y la quiebra del turoperador británico Thomas Cook. EFE/Zipi

Reuters

España se dirige a cerrar en 2019 encadenando su séptimo año consecutivo con récord en la llegada de turistas, a pesar de las incertidumbres que rodean al sector, avanzó el miércoles la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea que no acaba de materializarse, la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, las consecuencias de la sentencia del procés, la guerra comercial, la desaceleración de la economía o la pujanza de otros mercados más baratos del Mediterráneo oriental son elementos de incertidumbre para la industria turística nacional, enumeró Maroto.

No obstante, el Gobierno prevé que España reciba 83,4 millones de turistas internacionales, un 0,7% más que el año pasado, y el gasto crezca a casi 92.000 millones de euros, un 2,7% más que el año previo, dijo Maroto en una rueda de prensa.

"En el conjunto de 2019, el turismo demuestra su fortaleza en un sector clave para economía española. Hemos tenido incertidumbres en el contexto internacional y nacional que se están superando", dijo Maroto en rueda de prensa.

España es el segundo país más visitado del mundo, por detrás de Francia, y el turismo es un sector vital para la economía del país, ya que supone casi un 12% de su PIB.

La sentencia del procés que el mes pasado condenó a nueve líderes independentistas a penas de entre nueve y 13 años de prisión por la deriva secesionista en Catalunya en 2017 no ha hecho mella en el turismo internacional que recibe la región, pero sí se ha notado un descenso del turismo nacional, dijo la ministra analizando datos solo del mes de octubre.

En 2019, los visitantes de Reino Unido y Alemania, los dos principales flujos de turistas a España, han descendido, pero se ha conseguido compensar con la llegada de turistas de Estados Unidos y Asia.

Mientras que en el caso británico los que han visitado España han gastado más en conjunto, los turistas alemanes han venido en menor número y con menor gasto, en parte por elegir destinos más baratos y por la situación de desaceleración económica en su país.