Público
Público

España tampoco cumplió en 2015 con el objetivo de déficit público

Mariano Rajoy anuncia que los números rojos de las cuentas públicas cerraron en el 4,5% del PIB tres décimas porn encima que la cifra pactada con Bruseas y abre la puerta a pedir flexibilidad a UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa tras su reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha afirmado este jueves que el déficit público cerró el año pasado en el 4,5% del PIB, tres décimas por encima del objetivo acordado con la UE y que estaba en el 4,2%.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sugerido tras reunirse con Rajoy durante casi hora y media que el presidente en funciones estaba dispuesto a negociar con Bruselas una flexibilización de la senda de consolidación fiscal.

Minutos más tarde, el propio Rajoy, se ha mostrado abierto a solicitar a la Unión Europea una flexibilización en el cumplimiento de los objetivos de déficit público, en línea con lo defendido por el resto de partidos políticos. "España tiene que cumplir con la senda de estabilidad presupuestaria acordada por la UE pero también se puede hacer uso de la flexibilidad que permite la normativa europea", ha declarado.

El jefe del jecutivo en funciones ha subrayado que la Comisión Europea "actúa con flexibilidad e inteligencia" con los países que están comprometidos con la reducción del déficit, entre los que se incluye España, como a su juicio demuestra que el país haya conseguido "bajar del 9,1% al 4,5%" el déficit público durante la última legislatura tras realizar "un gran esfuerzo", que es como llama a los recortes y subidas de impuestos aplicados en estos cuatro años.

Así, en el último año el desequilibrio presupuestario se habría reducido 1,29 puntos, desde el 5,78% en que se cerró 2014. Una contención que, sin embargo, no cumpliría con las expectativas de Bruselas, con quien el Gobierno español había pactado un objetivo del 4,2%. De hecho, el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, lleva meses advirtiendo de este incumplimiento, avisando de que se repetirá también en 2016 y exigiendo un ajuste adicional de unos 9.000 millones de euros en los Presupuestos de este ejercicio.

El PP había defendido hasta ahora que el cumplimiento de las cifras de déficit pactadas con Bruselas era imprescindible para afianzar la confianza y la recuperación de la economía española, mientras que el resto de los partidos habían defendido esta petición de flexibilidad en la consolidación fiscal. 

Aunque Rajoy no se ha comprometido a negociar una nueva senda de consolidación fiscal de forma expresa aunque sí ha reconocido que "lo que se puede hacer en un año se puede hacer en dos y es más cómodo" y ha subrayado que si el tema se trata "tranquilamente" se puede "llegar a un entendimiento y un acuerdo", siempre y cuando se mantenga el compromiso con la consolidación.