Público
Público

Factura de la luz El recibo de la luz se dispara en enero un 18,4%, con 11,6 euros más, por el impacto de Filomena

El recibo del usuario medio ha quedado en 80,48 euros, 12,54 euros más que hace un año. El precio diario de la energía ha fluctuado más de un 200% durante el mes, desde los 7,30 hasta los 22,14 céntimos.

Frío, electricidad y pobreza
El precio diario de la energía ha fluctuado más de un 200% durante el mes. — Archivo

El recibo medio de electricidad se ha disparado en enero un 18,4% con respecto al mismo mes del año pasado, debido principalmente al impacto en el precio de la electricidad del paso de la borrasca Filomena y la ola de frío que asoló la Península Ibérica durante gran parte de la primera quincena del mes.

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico ascendió a 74,6 euros en el primer mes del año, frente a los 63 euros que representó hace un año, según datos recogidos a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

De este importe, 14,88 euros corresponden al término fijo, 43,77 euros al consumo, 3 euros al impuesto de electricidad y 12,95 euros al IVA. Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

Este importe representa 11,6 euros más frente al recibo de enero 2020, principalmente por la diferencia en el precio de la luz durante el mes.

Con respecto al pasado mes de diciembre, en el que el recibo ya registró una subida del 7% frente a noviembre cortando con una espiral de bajadas de 19 meses, la subida es del 16,5%, con unos 10,5 euros de diferencia.

Reivindicaciones al Gobierno

FACUA reclama al Gobierno que acelere el cumplimiento de los compromisos programáticos adoptados por PSOE y Unidas Podemos al inicio de la legislatura en materia de política energética. Entre ellas, la bajada del precio del término de potencia, la aplicación de un precio más bajo para los primeros kWh consumidos y la eliminación de la sobrerretribución que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización.

La asociación también reclama una bajada sustancial de los impuestos indirectos que se aplican a la factura eléctrica de las familias, que superan el 27%, al sumarse el IVA general del 21% con el impuesto especial sobre la electricidad. Asimismo, espera que una reforma del bono social para que muchos más consumidores puedan acceder a él y aumente el descuento que representa sobre la tarifa semirregulada PVPC.

Más noticias de Economía