Público
Público

La factura de la luz sigue sin dar tregua y alcanzará este martes el segundo precio más alto de la historia

El megavatio por hora costará 182,71 euros, lo que supone un 341,33% más que el precio de hace un año (41,40 euros) y un 300% más que el mismo día de 2019 (45,68 euros).

Factura Luz
ELECTRICIDAD.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista, el llamado pool, alcanzará mañana martes los 182,71 euros el megavatio por hora, el segundo precio más caro de la historia, tras aumentar un 4,6% respecto a este lunes, cuando se sitúa en los 174,68 euros, según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

El precio del pool continuará su ascenso este martes tras la subida del 8,89% que ha registrado este lunes. Este indicador aumentará más de ocho euros respecto al precio de este lunes, y se mantendrá cinco euros y medio por debajo del máximo de 188,18 euros que se alcanzó el pasado jueves 16 de septiembre.

Los 182,71 euros que marcará este próximo martes este indicador contrastan con los 110,22 euros que marcó el 28 de agosto. Además, supone un 341,33% más que el precio de hace un año (41,40 euros) y un 300% más que el mismo día de 2019 (45,68 euros).

El precio de este martes oscilará entre los 195,33 euros que se alcanzarán a las nueve de la noche y los 154,58 euros que costará a las cuatro de la tarde. De hecho, el precio más alto este martes se dará entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando alcanzará los 195,33 euros/MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las 15.00 horas y las 16.00 horas, cuando cotizará a 154,58 euros.

Septiembre comenzó con una cotización récord de 132,4 euros y tras dos meses históricos: julio cerró con una media de 92,4 euros/MWh y agosto de 106 euros/MWh. No obstante, el noveno mes del año superará estos dos récords, ya que el precio medio a dos días de cerrar el mes es de 153,7 euros.

Rebajas en la factura

Estos valores tan altos en el precio de la electricidad se deben a la cotización internacional del gas —usado en las centrales térmicas–, que, tras registrar un fuerte desajuste entre la oferta y la demanda en los últimos meses, se ha disparado en plena recuperación económica, así como al impacto del coste de emitir CO2.

En el marco de esta crisis, el Gobierno ya ha aprobado un plan de choque para que este descontrol en los precios de cotización no se traslade a la factura que desembolsan los consumidores, con el objetivo de que este año se pague, como mucho, la misma cantidad que se pagaba en 2018.

El precio de la cotización que se publica cada día, como ya ha advertido el Gobierno, seguirá subiendo, al menos, hasta marzo de 2022

La reducción del IVA al 10%, la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, el descuento del impuesto de la electricidad al 0,5% o la contribución esperada de 2.600 millones de euros por parte de las eléctricas procedente de los denominados beneficios caídos del cielo, son algunas de las medidas acometidas.

No obstante, el precio de la cotización que se publica cada día, como ya ha advertido el Gobierno, seguirá en cotas elevadas y subiendo, al menos, hasta marzo del año que viene, momento en el que se prevé que estas medidas decaigan. Mientras tanto, la factura debería seguir bajando de precio a pesar del alza en el mercado mayorista.

Lagarde insta a la UE a coordinarse para comprar energía

De otro lado, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, abogó este lunes por que los países de la Unión Europea actúen de forma coordinada para ganar fuerza a la hora de negociar las compras de energía y su precio en el mercado, en línea con la propuesta de España para centralizar la adquisición de gas natural al nivel comunitario.

En un debate con la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, Lagarde consideró que el reciente aumento de los precios de la energía es "claramente un asunto que deberían estudiar las autoridades tributarias" y dijo que confía en que lo hagan "sobre una base coordinada en la UE, de modo que haya más poder de mercado aprovechado por todos los europeos juntos cuando negocien algunos de estos precios y licitaciones".

Las vicepresidentas del Gobierno español Nadia Calviño y Teresa Ribera propusieron la semana pasada al Ejecutivo comunitario crear una plataforma comunitaria que centralice las compras de gas natural, para evitar así la exposición a las fluctuaciones de los mercados energéticos y para aumentar el poder de negociación de la UE.

Preguntada por el aumento de los precios de la energía y su relación con el reciente repunte de la inflación, la presidenta del BCE dijo que el incremento de precios "probablemente" seguirá siendo una fuente de preocupación en las próximas semanas y lo atribuyó a varios factores que no tienen que ver con la política monetaria del emisor. Entre ellos, que no se produjo gran cantidad de energía eólica en verano y que las olas de calor especialmente en el sur de Europa obligaron a usar las reservas de energía.

Más noticias de Economía