Público
Público

La familia Botín controla un 0,5624% del Santander tras la liquidación de la sociedad que representaba a la Fundación Botín

La familia reorganiza el pacto parasocial que regula su participación en el banco tras la salida de la sociedad Latimer Inversiones.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la junta de accionistas. EFE

agencias

La familia Botín mantiene su sindicación de acciones del Santander en el 0,5624%, equivalente a un total 93,45 millones de acciones, tras la salida de la sociedad Latimer, que tradicionalmente representaba a la Fundación Botin y que ha sido liquidada, según ha informado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Latimer era una de las sociedades que participaba en el pacto parasocial que regula la participación de la familia Botín en el banco presidido por Ana Patricia Botín. Ahora, el pacto ha sido reorganizado tras a liquidación de dicha sociedad, en la que el fallecido Emilio Botín, padre de la actual presidenta, tenía sus acciones del banco y otros activos.

En el momento de su disolución,  Latimer Inversiones no era titular de ninguna acción de Banco Santander ya que, en el año 2012, antes de su fallecimiento, Emilio Botín distribuyó entre sus seis hijos la mayor parte de sus acciones en la entidad, quedándose para sí un paquete minoritario. Luego, esta sociedad traspasó en julio de 2015 todas sus acciones a la Fundación Botín y desde esa fecha ha estado prácticamente inoperativa. 

En la sindicación participan Ana Patricia Botín, que posee 735.000 acciones; Paloma Botín (1,2 millones de acciones), Emilio Botín (9,04 millones de acciones), Carmen Botín (9,4 millones de acciones), Francisco Javier Botín (23,9 millones de acciones) y otras sociedades y empresas propiedad de la familia Botin, como Cronje (propiedad de la actual presidenta del banco, a través de la que realizó una compra de acciones a comienzos de diciembre), Puente San Miguel, Nueva Azil y Bright Sky 2012. La Fundación Botín sigue estando presente mediante la participación de su presidente, Javier Botín.

El paquete de acciones sindicado por la familia Botín está valorado en algo menos de 350 millones de euros, a razón de 3,71 euros por título. 

En los últimos meses, los Botín han reforzado su inversión en Banco Santander. A principios de noviembre compraron 10 millones de acciones, valoradas en unos 36 millones de euros. Más tarde, Ana Patricia Botín adquirió a mediados de diciembre  3,28 millones de títulos más, con una inversión total de 12 millones de euros.

Más noticias de Economía