Público
Público

La Fed no toca los tipos de interés en EEUU, aunque "vigilará de cerca" la economía

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, subraya que la entidad "quiere ver más" antes de rebajar el precio del dinero como le reclama el presidente estadounidense Donald Trump.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un monitor de TV en el patio de negociación de la Bolsa de Nueva York en Wall Street muestra la rueda de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tras la reunión en la que se han mantenido sin tocar los tipos de interés. REUTERS/Lucas Jackson

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido mantener sin cambios los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,50%, cumpliendo así las expectativas del mercado.

La autoridad monetaria ha concluido, tras el cónclave celebrado entre el martes y el miércoles, que "vigilará de cerca" los desarrollos de las previsiones económicas para cumplir su mandato dual de mantener la inflación estable y lograr el máximo empleo posible.

"A la luz de las incertidumbres y las bajas presiones inflacionarias, el FOMC vigilará de cerca las implicaciones de los próximos indicadores para las perspectivas económicas y actuará como sea apropiado para sostener la expansión", señala el comunicado del banco central estadounidense en referencia a las tensiones comerciales entre EEUU y China

En las tres anteriores reuniones de la Fed de 2019, el organismo había definido su posición como "paciente", una referencia que se ha eliminado en el comunicado de este miércoles.

A diferencia de otras reuniones en los últimos meses, se ha roto el consenso unánime entre los miembros del FOMC por primera vez desde diciembre de 2017. La mayoría de los banqueros centrales reunidos han votado a favor de mantener los tipos de interés en su rango actual, con la excepción de el presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, que ha votado a favor de rebajar los tipos de interés en 25 puntos básicos. Precisamente fue Bullard quien, en un discurso pronunciado a principios de mes, anticipó que una rebaja en el precio del dinero "podría estar garantizada pronto".

Detalle de la fachada del edificio de la Reserva Federal, el banco central de EEUU, en Washington. REUTERS/Chris Wattie

En rueda de prensa tras la reunión de la FOMC, el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha insistido en que la entidad "quiere ver más" antes de rebajar los tipos en EEUU, si bien ha reconocido que "la justificación" para una política monetaria algo más expansiva se ha "fortalecido". Según ha explicado , la predisposición a que se produzca una rebaja ha aumentado entre los banqueros de la Fed, pero las causas del empeoramiento de los pronósticos son "muy recientes".

Aunque el presidente del instituto emisor ha subrayado que no se han fijado en ningún hecho concreto, la mayoría de los analistas del mercado estimaba en los últimos días que la Fed no decidiría nada antes de conocer el resultado de las negociaciones comerciales entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, que se citarán en el marco de la reunión del G20 en Japón.

La reunión de dos días se produjo a la vez que el presidente estadounidense, Donald Trump, elevó la presión que viene ejerciendo sobre el banco central al insistir en que debería reducir el precio del dinero para apoyar la actividad económica en Estados Unidos.

Con respecto a las informaciones aparecidas en medios de comunicación estos últimos días que afirmaban que Donald Trump había ordenado investigar fórmulas legales para cesar a Powell de su cargo, el presidente de la Fed ha asegurado que "la ley es muy clara". "Tengo un mandato de cuatro años y pienso cumplirlo", ha subrayado.

El presidente de EEUU, Donald Trump, con Jerome Powell en los jardines de la Casa Blanca, tras la comparecencia en la que anunció su designación al frente de la Reserva Federal, en noviembre de 2017. REUTERS/Carlos Barria

Además, la Fed ha publicado la actualización de sus previsiones macroeconómicas, así como las proyecciones de sus miembros sobre la evolución de los tipos de interés.

El dot-plot, o diagrama de puntos, ha variado a la baja con respecto a la reunión de marzo. Mientras que hace tres meses ningún miembro de la Fed esperaba ninguna rebaja en 2019, en esta ocasión hasta siete banqueros centrales han considerado que los tipos de interés finalizarán 2019 situados en una horquilla de entre el 1,75% y el 2%. De cumplirse esta opinión cada vez más mayoritaria, se trataría del primer año desde 2008 en el que la Fed procede a realizar una rebaja en los tipos de interés.

La proyección central del instituto emisor apunta a que el precio del dinero cerrará este año situado en un rango de entre el 1,9% y el 2,4%, frente a la horquilla de entre el 2,4% y el 2,6% estimada en marzo. La Fed también ha rebajado en cinco décimas los pronósticos para 2020 (entre 1,9% y 2,4%).

En cuando a la evolución macroeconómica, la Fed  deja sin cambios el crecimiento, estimado para este año en el 2,1% y en el 2% en el próximo. Sí que modifica las de inflación, al rebajar la evolución de precios al cierre de 2019 del 1,8% estimado hace tres meses al actual 1,5%, por debajo del objetivo del organismo del 2% anual.

El próximo encuentro de política monetaria del banco central estadounidense tendrá lugar el 30 y 31 de julio.