Público
Público
Únete a nosotros

Gimeno asegura a los trabajadores que le echan de El Corte Inglés por denunciar corrupción

El hasta ahora presidente del grupo de distribución impugnará el consejo que lo ha cesado por defectos de forma

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Fachada del establecimiento de El Corte Inglés de la madrileña plaza de Callao. EFE/Luca Piergiovanni

El ya ex presidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno asegura en un correo, remitido a los trabajadores, que "algunos" miembros del consejo de administración de la compañía han impulsado su destitución por denunciar indicios de irregularidades en algunos departamentos de la compañía.

En los últimos meses, Gimeno insistió en auditar los Servicios de Seguridad por las presuntas irregularidades cometidas por uno de sus responsables, Juan Carlos Fernández Cernuda, en la concesión de contratos a empresas de familiares.

El Consejo de Administración de El Corte Inglés ha acordado hoy el cese de Gimeno por ocho votos a favor, una abstención y la ausencia del propio ex presidente.

La comunicación a los trabajadores fue remitida por Gimeno a las 11.30 horas, media hora antes de que comenzara el Consejo de Administración convocado para votar su cese y su sustitución por Jesús Nuño de la Rosa. "Llevo en la sangre el ADN de El Corte Inglés y voy a seguir luchando por las 100.000 familias que trabajan en esta casa y por la transformación que hemos de acometer para seguir siendo un referente de la distribución en España", señala Gimeno en el correo electrónico.

El hasta ahora presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. EFE

En el escrito, que firma como "vuestro presidente", asegura que su intención es y será continuar con el legado de sus antecesores y, muy especialmente, de su tío Isidoro Álvarez, al que sucedió en el cargo en septiembre de 2014, tras su fallecimiento. "El Corte Inglés goza de una salud envidiable, gracias fundamentalmente al esfuerzo y la profesionalidad de todos vosotros. Os pido que continuéis en la misma línea para que sigamos siendo la compañía de referencia europea del sector de los grandes almacenes", añade.

Paralelamente, la dirección de El Corte Inglés se ha reunido con los representantes de los cuatro sindicatos (UGT, CCOO, Fetico y Fasga), que forman parte del Comité Intercentros del grupo de distribución, para explicarles los cambios en el organigrama de la compañía tras el cese de Dimas Gimeno como presidente y la designación de Jesús Nuño de la Rosa en su lugar.

Impugnación

Además, el ya ex presidente de El Corte Inglés impugnará la reunión del consejo de administración en la que se ha aprobado su destitución, por entender que no ha sido convocado adecuadamente y, por tanto, puede ser declarado nulo, según fuentes de su entorno.

Según la misma fuente, los asesores legales de Gimeno consideran que el consejo adolece de un defecto de forma en su convocatoria, ya que defienden que debió de ser solicitado por escrito y con el nombre y la firma de los consejeros que solicitaron su celebración.

A comienzos de mayo, cuatro consejeros solicitaron verbalmente a Gimeno, a través del secretario del consejo, que convocara una reunión extraordinaria para decidir su destitución. Posteriormente lo hicieron en un escrito sin firmas, según fuentes conocedoras de la situación.

Según las fuentes cercanas a Gimeno, éste no tenía inconveniente en convocar dicho consejo pero siempre que los solicitantes lo pidieran por escrito, con sus nombres y firmas, porque entendía que la transcendencia de la decisión lo requería y porque así lo establecen las normas de bueno gobierno corporativo.

Una mujer mira el escaparate de una tienda de El Corte Inglés, en la calle Preciados de Madrid. REUTERS/Paul Hanna

La destitución de Gimeno la apoyaron inicialmente los cuatro consejeros ejecutivos de la compañía, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, quien hoy ha sido nombrado su sustituto, y los históricos Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga.

Posteriormente, se sumaron las hermanas Marta y Cristina Álvarez, hijas de Isidoro Álvarez, y Cartera Mancor, representada en el consejo por Paloma García Peña.

En el consejo, al que no ha acudido Gimeno, también ha votado a favor de la destitución Manuel Pizarro, mientras que Shahzad Shahbaz (que representa al jeque catarí que este verano pasará a contar con, al menos, el 10% de la compañía), se ha abstenido.

Con la impugnación, Gimeno pretende que se declare nulo dicho consejo y que pueda celebrarse el que él mismo convocó el pasado martes para el próximo 12 de julio, justo después de que se convocara el consejo para su destitución.

En el orden del día del consejo de julio, propone la lectura y aprobación del acta del consejo que ha acordado hoy su cese y de un informe jurídico sobre el cumplimiento de los requisitos para su convocatoria, sus consecuencias jurídicas y la necesidad de adaptar la compañía a las normas de buen gobierno. Además, insta a la constitución de la preceptiva Comisión de Nombramientos y Retribuciones, prevista en los estatutos de la compañía; y la adopción de un "plan de sucesión del presidente", conforme a las prácticas ordinarias de gobierno corporativo.

Gimeno plantea también que se analicen las actuaciones realizadas y a realizar en relación con las denuncias sobre prácticas irregulares en distintas áreas de negocio de la compañía. Además, pide al consejo que se posicione en base a sus competencias indelegables sobre la estrategia del grupo para los próximos años y, en especial, sobre su posible salida a bolsa.