Público
Público

Glovo UGT denuncia a Glovo ante la Fiscalía por la muerte del repartidor en Barcelona

El sindicato considera que la multinacional infringe varios artículos del Código Penal y se salta la prevención de riesgos laborales.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Unos 100 repartidores se concentran ante Glovo por la muerte de un compañero en Barcelona. EUROPA PRESS

UGT ha interpuesto este jueves una denuncia ante la Fiscalía de Barcelona contra la empresa Glovo a raíz de la muerte de un repartidor en la ciudad el pasado 25 de mayo. Según el sindicato, la plataforma de reparto a domicilio incumple varios artículos del Código Penal e infringe las normas de prevención de riesgos laborales.

Mientras se repiten las protestas contra la empresa en varias ciudades de españolas a raíz del fallecimiento de Pujan Koirala, un nepalí de 23 años, cuando realizaba un reparto, UGT ha dado un paso más en la pelea que enfrentan por parte de varios colectivos estas plataformas digitales en las que los trabajadores son autónomos. El sindicato considera que Glovo "se intenta lavar las manos" con esta muerte al alegar que el fallecido no tenía suscrito ningún contrato con la empresa porque no estaba registrado en la plataforma. "La empresa oculta que, a través de su aplicación informática, conoce en todo momento desde qué teléfono se realiza la aceptación de la orden de reparto, y por tanto sabía que no era coincidente con el correspondiente a la persona que inicialmente tenía asignada la referida cuenta de reparto", argumenta UGT en su denuncia.

"Glovo, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, impone a los trabajadores a su servicio condiciones laborales y de Seguridad Social que perjudican, suprimen o restringen los derechos que tienen reconocidos por las disposiciones legales", critica la central sindical, que recuerda que la Inspección de Trabajo  ha levantado actas de infracción y de liquidación de cuotas contra empresas que desarrollan sus actividades a través de plataformas digitales. Entre las condenadas, insiste UGT, se encuentra Glovo, que no reconoce la relación laboral de las personas que trabajan para ellos. Por esa razón, la plaforma ha sido condenada en sede judicial en varios procedimientos individuales por
despido, ·"reconociéndose la relación laboral de estas personas trabajadoras", especifica el sindicato.

En este caso, el fallecido, "como otras muchas personas dedicadas al reparto por cuenta de las empresas a través de plataformas digitales, se encuentran en una situación de necesidad social y de precariedad extrema en sus condiciones de trabajo, al percibir salarios que no alcanzan el mínimo interprofesional y realizar jornadas laborales extenuantes y a destajo", alega UGT.

Por otra parte, el sindicato denuncia que no hay constancia de que Glovo haya realizado actividad formativa e informativa sobre riesgos laborales a sus llamados raiders, y menos aún en el caso del trabajador fallecido.

Además insisite en que es de sobra conocido que el caso de Koirala no es el único y que Glovo "da ocupación simultáneamente a una pluralidad de trabajadores —podrían ser varios miles—, sin comunicar su alta en el Régimen General de la Seguridad Social, sin haber obtenido la correspondiente autorización de trabajo en su caso, conducta que está tipificada en el art. 311.2 del Código Penal".

Asimismo, UGT entiende que la empresa "infringe las normas de prevención de riesgos laborales" al no facilitar medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, "de forma que se ponen así en peligro grave su vida, salud o integridad física, conducta tipificada en el art. 316 del Código Penal".

El sindicato pide a la Fiscalía que realice la correspondiente investigación y puesta en conocimiento de los órganos judiciales del orden penal, para la determinación de la responsabilidad penal de la empresa Glovo con los efectos jurídicos correspondientes.