Público
Público

El gobernador del Banco de España, inmune a la devaluación salarial, gana un 5,8% más

Luis Linde recibió 176.000 euros en 2014. El beneficio de la entidad se redujo un 20%

Publicidad
Media: 4.56
Votos: 9

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

MADRID.- El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, percibió un salario bruto de 176.060 euros por el desempeño de sus funciones durante el ejercicio 2014, lo que supone un 5,8% más respecto al ejercicio precedente, según consta en el informe anual de la institución.

Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, volvió a percibir un importe superior al de Linde por su actividad en el organismo. Restoy ganó 203.410 euros brutos en 2014, un 15,5% más que Linde tras engrosar su salario un 3,9% respecto al año precedente.

El Banco de España aclara que en estos importes se incluyen las cantidades percibidas por complementos personales y atrasos, que ascendieron a 1.360 euros para el gobernador y a 29.810 euros para el subgobernador.

Los miembros no natos del Consejo de Gobierno perciben un salario anual bruto de 51.800 de euros. En caso de pertenecer a la Comisión Ejecutiva, el salario asciende a 64.980 euros.

Además, los miembros de los órganos de gobierno perciben cantidades iguales en concepto de dietas por asistencia a las sesiones de estos órganos, fijadas en 1.026 euros por sesión del Consejo de Gobierno y 492 euros por sesión de la Comisión Ejecutiva.

El Banco de España obtuvo un beneficio neto de 2.519,22 millones

Además, el Banco de España registró un beneficio neto de 2.519,22 millones de euros en 2014, un 20% menos que el ejercicio anterior, según consta en el informe anual de la entidad hecho público este jueves, que detalla que, de ese importe, un total de 1.413,15 millones de euros fueron ingresados en el Tesoro el 1 de diciembre de 2014.

También se ingresaron en el Tesoro 1.447,26 millones de euros el día 3 de marzo para alcanzar, junto con el ingreso realizado en diciembre de 2013, el 90% de los beneficios de dicho año, que ascendieron a 3.147,58 millones de euros.

Además, el día 15 de septiembre se ingresaron 314,76 millones como importe restante de los beneficios del ejercicio 2013, una vez aprobados por el Consejo de Ministros el balance y la cuenta de resultados de ese año.

Los ingresos netos por intereses alcanzaron los 4.008 millones de euros, un 14,10% menos que el ejercicio anterior, mientras que los ingresos por honorarios y comisiones se situaron en 7,78 millones de euros, frente a los 6,91 millones de 2013. Según explica el Banco de España, esta variación está relacionada con los menores gastos por comisiones pagadas por operaciones con valores.

Los gastos operativos ascendieron a 463,38 millones de euros, un 3,6% más. Un total de 220 millones de euros correspondieron a gastos de personal. Los gastos de bienes y servicios fueron de 126,81 millones de euros, frente a los 125,46 de hace un año.

La plantilla total del Banco de España a 31 de diciembre de 2014 se situó en 2.675 personas, con un incremento de 30 efectivos respecto a la misma fecha del año anterior. Además, 146 empleados procedentes de la institución trabajaban en organismos internacionales a fin de año.

La proporción de mujeres ha seguido avanzando y ya alcanza el 45% de la plantilla. En cuanto a puestos de responsabilidad, han pasado del 28,6 en 2010 al 31,9% en la actualidad.

El valor de las reservas de de oro a cierre del ejercicio se elevaron a 8.943,01 millones

Por su parte, las tenencias de oro a cierre del ejercicio se elevaron a 8.943,01 millones de euros equivalentes a 9,054 millones de onza de oro fino, valoradas a un precio de mercado de 987,77 euros por onza.

Su valor es superior en 1.055,21 millones de euros al de 2013 como consecuencia del aumento del precio de mercado, dado que a cierre de 2013 la onza cotizaba a 871,22 euros. El precio de coste de las tenencias de oro es de 850,43 millones de euros.

Las provisiones alcanzaron los 10.184,62 millones de euros, un 13% más. Del total, 9.903,97 millones de euros correspondieron a provisiones para la cobertura de riesgos financieros.

En cuanto a dividendos, el Banco de España registró un importe de 115,74 millones de euros, frente a los 221,36 millones de un año antes. La mayor parte procedieron de los dividendos del Banco Central Europeo (BCE), un total de 113,4 millones.