Público
Público

El Gobierno reconoce que no tiene los apoyos necesarios para los Presupuestos, y se da un mes para conseguirlos

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, pide "responsabilidad a todas las fuerzas políticas", así como dejar atrás "oportunismos y electoralismos". El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 ha sido aprobado este martes por el Consejo de Ministros. Llegará al Congreso el 3 de abril, aunque el Gobierno aún no cuenta con los apoyos parlamentarios de los que requieren estas cuentas, que contienen una revisión al alza de la previsión del PIB para este año de cuatro décimas. Recogen también un aumento de hasta un 3% de las pensiones, a un año de las próximas elecciones.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, el ministro de Economía, Román Escolano y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. /REUTERS

El Consejo de Ministros ya ha dado luz verde al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018. El Gobierno reconoce que aún no cuenta con los apoyos parlamentarios que necesita, que todavía tiene que enfrentarse a varios cabos sueltos, pero continúa con la tramitación de sus cuentas con nuevas apelaciones genéricas al "diálogo", y se da un plazo de un mes para lograr atar estos apoyos. Además, y a apenas un año de varias citas electorales, el Gobierno de Mariano Rajoy contempla ahora reducir impuestos y subir las pensiones más bajas.

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido este martes "responsabilidad a todas las fuerzas políticas", y les insta a dejar de lado "oportunismos y electoralismos", después de que el Consejo de Ministros, en sesión extraordinaria, aprobara estas cuentas.

A apenas un año de varias citas electorales, el Gobierno de Mariano Rajoy contempla ahora reducir impuestos y subir las pensiones más bajas

En su tramitación parlamentaria, el Ejecutivo pretende contar con los apoyos de las mismas formaciones que ya respaldaron sus cuentas en 2017, y hoy su portavoz ha insistido en el mensaje que llevan semanas repitiendo: "No aprobar los Presupuestos perjudica a todos, y no beneficia a nadie", incidía Méndez de Vigo.

En esa línea, el también ministro de Cultura ha apostillado que el Ejecutivo está cumpliendo "con su obligación" al presentar estas cuentas -pese a no tener los apoyos necesarios-, y ha advertido de que, si el resto de fuerzas no las respaldan, serán estas formaciones las que "tendrán que explicar a los españoles por qué no lo hacen". Y esta es la tesis que el Gobierno lleva semanas repitiendo: será culpa de otros si finalmente no hay acuerdo.

El portazo del PNV

Precisamente, y coincidiendo con la celebración de la ruda de prensa del Gobierno, el PNV ha remitido un comunicado en el que reitera que no apoyará los Presupuestos mientras siga en vigor el Artículo 155 de la Constitución en Catalunya, insistiendo en la posición que lleva meses defendiendo, y pese a que distintas fuentes del PP y del Gobierno daban por descontado su respaldo.

Con estos mimbres, y según los cálculos del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el Ejecutivo cuenta con "un mes largo" para negociar con la formación vasca y el resto de fuerzas que ya respaldaron los Presupuestos de 2017. En la rueda de prensa de este martes, Montoro aventuró que el debate de totalidad en el Congreso previsiblemente tendrá lugar "los últimos días de abril",  por lo que tiene de plazo hasta entonces para convencer al Partido Nacionalista Vasco de que toca cambiar de tercio.

Los Presupuestos contemplan una subida del sueldo de los funcionarios, partidas para la equiparación salarial entre policías y guardias civiles, y rebajas en el IRPF

Por otra parte, el titular de Hacienda se ha mostrado algo menos duro que este lunes, al referirse al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Montoro, que hoy ha agradecido su apoyo a estas cuentas, recordaba que estos son los Presupuestos "del Ejecutivo del PP", después de que Rivera atribuyese a su formación la subida de algunas pensiones y otras medidas contempladas en las nuevas cuentas.

Grosso modo, mientras Méndez de Vigo presentaba formalmente los Presupuestos y se hacía cargo de las preguntas relacionadas con otros asuntos, como es habitual Montoro ha focalizado las cuestiones más técnicas, con espacio para varias apreciaciones de carácter más político. Por su parte, el flamante titular de Economía, Ramón Escolano, ha centrado su intervención en explicar el cuadro macroeconómico de estos presupuestos.

Las pensiones subirán entre un 1% y un 3%

Los Presupuestos vienen a concretar los recientes anuncios del presidente del Gobierno, y acotan entre un 1% y un 3% la subida de las pensiones más bajas, dependiendo del tipo y la clase de prestación. Están construidas sobre la previsión de un incremento del PIB del 2,7% (cuatro décimas más de lo estimado en octubre), y de una bajada de la tasa de paro al 15%.  

Además, el texto recoge también la reducción del IVA de las entradas de cine, que descenderá del 21% al 10%, y hoy Montoro -y posteriormente Méndez de Vigo- advertían de que esta reducción debe repercutir en el bolsillo de los consumidores. 

El proyecto de ley también incluye una subida del sueldo de los funcionarios, partidas para la equiparación salarial entre policías y guardias civiles, y rebajas en el IRPF.

El calendario del Ejecutivo contempla el aterrizaje de las séptimas cuentas de Rajoy en el Congreso de los Diputados el 3 de abril, con la correspondiente presentación oficial ante la cámara por parte del Ministro de Hacienda. Teniendo en cuenta la evolución de las negociaciones hasta la fecha, su tramitación parlamentaria se prevé larga. 

Más noticias de Economía