Público
Público

Un grupo español compra la planta de Vestas en León y dice que creará hasta 350 empleos

Los sindicatos se muestran satisfechos por acuerdo con Network Steel, dedicada a la transformación del acero con plantas en el puerto de Santander y en Aranda de Duero, que planea invertir entre 70 y 110 millones de euros 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente del Grupo Networks Steel, Óscar Heck, firman un acuerdo para el mantenimiento de la actividad industrial en las instalaciones de Vestas en Villadangos del Páramo (León).

El grupo español Network Steel ha firmado un acuerdo para comprar la fábrica de Vestas en Villadangos del Páramo (Léon), en la que invertirá entre 70 y 110 millones de euros y generará inicialmente 200 empleos, con la previsión de que la cifra se eleve en el tiempo hasta los 350 trabajadores. El grupo industrial, especializado en transformados del acero, cuenta con una planta en el puerto de Santander y otra en Aranda de Duero (Burgos).

La inversión en León comprende la compra de la fábrica y su adaptación a la nueva producción, ha destacado este lunes la ministra de Industria, Reyes Maroto, quien ha apuntado que el nuevo inversor, que era importante que fuera "español e industrial", entrará el 1 de enero y que la contratación de trabajadores comenzará en marzo.

En dicho proceso, tendrán prioridad los antiguos trabajadores de Vestas (362), según Maroto, quien ha apuntado que, por su parte, el Gobierno y la Junta de Castilla y León se han comprometido a construir y cofinanciar un ramal ferroviario y accesos viarios para facilitar la salida de la producción de la nueva planta, que, además, generará 1.000 empleos indirectos.

Sánchez señala que la "lucha" de los trabajadores de Vestas ha dado "frutos" con el acuerdo con Network Steel

En el acuerdo, el Ministerio se ha comprometido a una serie de medidas en materia de financiación para poder desarrollar todas las capacidades que el grupo quiere implementar en la planta y a trabajar otros departamentos ministeriales para apoyar con financiación la creación infraestructura logística para movilizar el material que se fabricará en la planta leonesa, según Maroto. Dichas ayudas saldrán del Plan Reindus, que estará dotado en su conjunto con 400 millones de euros y que está previsto que en breve pase por el Consejo de Ministros.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mensaje en su cuenta de Twitter, ha calificado de "magnífica" la noticia del acuerdo de la siderúrgica Network Steel con Vestas para asumir la planta de Villangos del Páramo (León) y ha recalcado que la "lucha" de los trabajadores ha dado "frutos".

Por su parte, los sindicatos han mostrado  su "satisfacción" tras conocer el acuerdo por el que la empresa Network Steel sustituirá la actividad de la multinacional danesa Vestas en la planta del municipio leonés de Villadangos del Páramo.

Los secretarios generales de Industria de CCOO y UGT en León, Ángel Manuel Santos y Francisco Romero, respectivamente, han destacado que, según las primeras informaciones, la nueva empresa dedicada a la transformación del acero, prevé la creación de hasta 350 empleos fijos, así como entre 800 y 1.000 indirectos.

"Es una empresa muy asentada en el sector del metal  y en proceso de expansión y con proyección de futuro que puede utilizar las magníficas instalaciones que existen en Villadangos", ha explicado Santos. Romero ha apuntado que esta noticia era algo que "se esperaba desde hace tiempo ya que permitirá el mantenimiento del empleo en León, lo que es una magnífica noticia para los trabajadores".

Tanto Santos como Romero han destacado que defenderán la bolsa de empleo creada tras el acuerdo social con Vestas, para que los antiguos trabajadores de la planta eólica tengan la prioridad absoluta a la hora de acceder a las nuevas contrataciones cuyas condiciones económicas y laborales todavía se desconocen.

En la actualidad se calcula que quedan unos 300 trabajadores de Vestas, tras el acuerdo social del ERE pactado con la multinacional danesa, por el que un pequeño grupo acudió a la prejubilación y otras trabajadores salieron del ámbito laboral de la compañía eólica.

La mitad de la plantilla se encuentra trabajando para sacar la producción pendiente, mientras que el otro 50% se encuentra de vacaciones remuneradas y en ambos casos la relación laboral con Vestas finalizará el próximo 31 de diciembre.