Público
Público

Guindos presume de que España crece pero asume que aún hay "grandes desequilibrios"

El ministro de Economía asegura que la economía española ha pasado a "impulsar el crecimiento europeo", pero aboga por seguir con las reformas para "consolidar el crecimiento".

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El ministro de Economía, Luis de Guindos. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha señalado este lunes que, a pesar de la incipiente recuperación de la economía española, no hay que "ser complacientes", ya que existen "grandes desequilibrios a los que hacer frente", como la deuda pública, el endeudamiento privado y el desempleo.

En la presentación de la Cámara de Comercio de España, el ministro ha apuntado, en un lenguaje un tanto triunfalista, que España ha experimentado "un cambio de dirección sin precedentes". En su opinión, el país "ha dejado de ser el lastre" y ha pasado a "impulsar el crecimiento europeo", gracias a la creación de 400.000 empleos y un crecimiento a "velocidad de crucero por encima del 2%".

El ministro de Economía achaca a lasa reformas del Gobierno el  "cambio de trayectoria claro" de la economía del país

"Hoy la economía española es la que más crece de entre las grandes", según las recientes previsiones de la Comisión Europea, ha apuntado De Guindos. Ha recordado que las previsiones de crecimiento para 2015 están un punto por encima de la media de la eurozona y ha asegurado que España está "ante un cambio de trayectoria claro", algo que ha vinculado al esfuerzo de la sociedad y a las reformas emprendidas.

El ministro ha explicado que la depreciación del tipo de cambio y la bajada del precio del petróleo "no explican el giro de la economía española", sino que "lo decisivo han sido las bases sólidas para que el dinamismo de la economía se prolongue en el futuro". "España se ha convertido en referente de la política económica para generar crecimiento y empleo en la zona euro", ha añadido.

Según ha afirmado, el contexto internacional "no está exento de desafíos y de riesgos geopolíticos" y existen "nuevas amenazas a la estabilidad financiera". Por ello, el ministro ha asegurado que es importante "perseverar en los esfuerzos reformistas, sobre todo para consolidar tasas crecimiento a medio y largo plazo".