Público
Público

Huelga en Renfe Renfe cancela 1.152 trenes por los cuatro días de huelga convocados por el sindicato CGT

El decreto de servicios mínimos fija un 65% de operación en los trenes de media distancia, un 78% en alta velocidad-larga distancia y un 25% en trenes de mercancías. Los convocantes de los paros ven "desmedidos" dichos servicios mínimos.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Viajeros subiendo a un tren de Renfe.

Renfe ha cancelado 1.152 trenes (477 de media distancia, 230 de AVE y larga distancia y 445 de mercancías) debido a los cuatro días de paros convocados por CGT para el 31 de julio, 14 de agosto, 30 de agosto y 1 de septiembre, según los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento.

Fomento ha fijado unos servicios mínimos de un 75% como máximo en las horas punta de Cercanías y del 50% para las horas valle.

Además, el decreto de servicios mínimos fija un 65% de operación en los trenes de media distancia, un 78% en alta velocidad-larga distancia y un 25% en trenes de mercancías.

CGT ha tachado los servicios mínimos de "desmedidos", y ha afirmado en un comunicado que Fomento "roza la prevaricación" y que genera un gran desequilibro entre "el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad".

Asimismo, el sindicato ha criticado que se tomen como referencia los datos de aforo de hace dos años para fijar estos servicios mínimos.

CGT ha defendido que con las medidas habituales de Renfe ante la supresión de trenes, el retraso de los viajeros será de un máximo de dos a cuatro horas o incluso podrían adelantarse sus viajes si son recolocados en un tren anterior.

En un día habitual, suelen circular 3.500 trenes de Cercanías, 600 de media distancia y 382 de alta velocidad y larga distancia

Está previsto que los paros transcurran entre las 12:00 y las 16:00 y entre las 20:00 y las 24:00 de cada uno de los cuatro días, según detalló CGT en un comunicado, en el que demandan un aumento de la tasa de reposición, el "freno" de la externalización de servicios, así como un impulso a la promoción interna y a la conciliación.

Estos paros, que coinciden con las operaciones de salida y retorno de estas vacaciones, son los segundos convocados durante este verano en Renfe, ya que el 15 de julio fue CCOO el que convocó una huelga que obligó a la operadora a cancelar 320 trenes.

En un día habitual, suelen circular 3.500 trenes de Cercanías, 600 de media distancia y 382 de alta velocidad y larga distancia, según ha indicado Renfe.

La compañía ofrecerá a los viajeros afectados viajar en el siguiente tren con un horario más cercano al que se haya comprado o anular o cambiar el billete sin coste adicional, según ha señalado en un comunicado remitido este lunes.