Público
Público

Iberdrola se adjudica uno de los mayores parques eólicos marinos de EEUU, con una inversión de 3.550 millones

El parque Commonwealth Wind es el mayor proyecto eólico marino de Nueva Inglaterra hasta la fecha, que generará energía suficiente para abastecer a 750.000 hogares.

Vista del parque eólico marino de Wikinger, de Iberdrola, en Alemania.
Vista del parque eólico marino de Wikinger, de Iberdrola, en Alemania. CEDIDA

Avangrid, la filial de Iberdrola en EEUU, se ha adjudicado el suministro de energía eléctrica del futuro parque Commonwealth Wind, la tercera licitación eólica marina del Estado de Massachusetts, que le supondrá a la empresa una inversión de 4.000 millones de dólares (3.550 millones de euros).

Según informa la eléctrica, el proyecto de 1.232 megavatios, el mayor proyecto eólico marino de Nueva Inglaterra hasta la fecha, creará el equivalente a 11.000 puestos de trabajo a tiempo completo durante la vida del proyecto y generará energía suficiente para abastecer a 750.000 hogares.

El presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado que este proyecto de energías renovables "será un proyecto clave para ayudar a Estados Unidos a alcanzar el objetivo de 30.000 MW de energía eólica marina en 2030".

Mediante este proyecto, la eléctrica española se ha comprometido a invertir 15 millones de dólares (13,3 millones de euros) en formación del personal laboral y desarrollo de cadena de suministro. También invertirá otros 20 millones (17,8 millones de euros) en iniciativas relacionadas con "educación, innovación y medioambiente en beneficio de las comunidades locales".

Sánchez Galán ha señalado que su compañía está ya "liderando la energía eólica marina en Estados Unidos con el desarrollo de Vineyard Wind One y Park City Wind", dos proyectos en los que ya trabaja la eléctrica. "Tan solo nuestra cartera de proyectos de energía eólica marina en Estados Unidos podría suponer más de 15.000 millones de dólares de inversión en los próximos años", ha añadido.

Commonwealth Wind incluye dos iniciativas innovadoras que transforman antiguas centrales termoeléctricas de carbón en centros de energía limpia. En Brayton Point (Somerset) se instalará la primera fábrica de cables submarinos de Massachusetts, operada por Prysmian, y en Salem Harbor se levantará una nueva terminal para la proyectos eólico-marinos, que dará servicio a los proyectos de Park City Wind y Commonwealth Wind. Ambas iniciativas permitirán crear nuevos puestos de trabajo indefinidos en todo el Estado de Massachusetts y darán vida a este nuevo sector.

Iberdrola ha subrayado que esta adjudicación sitúa a la eléctrica como una de las tres mayores empresas de renovables de Estados Unidos. En el país norteamericano, invertirá más de 30.000 millones de dólares (26.625 millones de euros) para el periodo 2020-2025 en redes de transporte, distribución y renovables, lo que le permitirá prácticamente duplicar su potencia renovable para 2025.

Recientemente, ha comenzado a desarrollar Vineyard Wind One (800 MW), el primer parque eólico marino de gran tamaño en el país. A través de su filial, Avangrid, es también propietaria del área de desarrollo Kitty Hawk (2.500 MW), en Carolina del Norte; ya ha iniciado el proceso de obtención de permisos BOEM para el proyecto Kitty Hawk North (800 MW), el primer proyecto que se desarrollará en esta zona y gestiona otros parques en una fase anterior de desarrollo.

A nivel mundial, Iberdrola cuenta con activos de más de 38.000 MW de energía eólica marina. Esto proyectos contribuyeron el año pasado con 585 millones de euros al resultado bruto de explotación (EBITDA), tras crecer un 72%; la eléctrica calcula que esta aportación ascenderá hasta los 2.300 millones de euros en 2030.

Más noticias de Economía